Inicio Actualidad La Zaragozana es incapaz de ganar dinero con Moritz

La Zaragozana es incapaz de ganar dinero con Moritz

Barcelona, 14 de septiembre de 2020 (04:55 CET)

El renacer de Moritz no logra ser rentable para La Zaragozana. El grupo aragonés apostó por rescatar la difunta marca catalana en 2003 y, a pesar de haberse hecho un hueco en el panorama cervecero catalán, no ha sido capaz de que la enseña gane dinero. En 2019, la firma perdió más de dos millones de euros, lo mismo que gana Ambar, la insignia del conglomerado empresarial.

Según las cuentas del pasado ejercicio, el grupo cerró el año con un beneficio de 1,89 millones de euros frente a los 2,13 millones que registró en la temporada anterior. Pero si la organización de la familia Roehrich sí está asentada en los números negros, el dato podría ser muy superior de no ser por la rémora económica que supone la filial Moritz.

En el mismo documento, la empresa detalla que el resultado de Moritz en 2019 fue de -2,71 millones de euros; una ligera mejoría frente a los -2,96 millones del ejercicio 2018. Con estos números, la sociedad se comió el beneficio generado por la marca Ambar, fuertemente implementada en Aragón. El año pasado, la filial ganó 2,77 millones de euros, una importante reducción frente a los 4,25 millones ganados en los doce meses anteriores.

El problema es que las pérdidas de Moritz no son un hecho aislado. La cervecera lleva perdiendo dinero de forma ininterrumpida durante prácticamente la última década: -4,9 millones en 2017, -3 millones en 2016, -3,7 millones en 2015, -3,4 millones en 2014 y -3 millones en 2013.

Moritz, una cerveza entre la tradición y la modernidad

La tendencia ha llevado a la sociedad catalana a tener unas reservas negativas de 30 millones de euros; un agujero sostenido por las reservas de 114 millones que tiene la compañía como garantía.

De este modo, quedan claros los problemas para rentabilizar una firma con una visión particular dentro del conglomerado español. «Se caracteriza por la búsqueda constante entre la tradición (no perder de vista la historia y los orígenes) y la modernidad (no perder de vista todas aquellas nuevas tendencias que llegan)», dice la organización.

En 2019, Moritz puso en el mercado tres nuevas cervezas. Las más ambiciosa, la Moritz 7. También lanzó dos ediciones limitadas: la Moritz Barcelona Pale Ale y la Sant Antoni Tripel.