La zorra y las uvas. Fábulas para niños

La zorra y las uvas

Foto: SUSANA ROSIQUE 

En ocasiones, las cosas no salen como nosotros esperábamos. Esta fábula, llamada La zorra y las uvas, enseñará a tus hijos que algunas personas se enfrentan a la decepción mintiéndose a sí mismos y que siempre es mejor afrontar los sentimientos de forma sincera.

Las fábulas infantiles son cuentos para niños con una lección final que ayuda a educar en valores a los más pequeños. 

La zorra y las uvas, una fábula sobre la sinceridad de los propios sentimientos

Un día, en una mañana fresca de otoño, una zorra descansaba. Al ver unos hermosos racimos de uvas ya maduros, deseosa de comer algún alimento refrescante, la zorra se levantó y comenzó a buscar alguna manera de alcanzarlas. Pero no sabía que los racimos de uvas estaban más altos de lo que esperaba.

La zorra saltó y saltó, lo intentó una y otra vez sin darse por vencida, pero fue imposible alcanzar los racimos de ningún modo. La zorra se dio cuenta de que era inútil intentarlo de nuevo y decidió renunciar a los racimos de uvas. Viendo frustrado su deseo, dijo para consolarse: “¡Bah, estas uvas no están maduras!”

Moraleja de la fábula La zorra y las uvas


¿Qué enseña a los niños la fábula infantil La zorra y las uvas? A veces cuando vemos que algo es muy difícil de conseguir, manifestamos hipócritamente que ya no nos interesa.


Loading...