Así engañan los ‘ladyboys’ en Tailandía a los turistas

174

Muchas veces es difícil distinguir si realmente son hombres o mujeres, lo que provoca que muchos incautos no se den cuenta que en realidad están rodeados de transexuales.

<div style=”position: relative; padding-bottom: 56.25%” ><iframe src=”//api.gooru.live/v2.0/public/library/278817.html” style=”width:100%; height:100%; position:absolute” scrolling=”no” frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe></div>

¿Y qué es exactamente un ladyboy? Recuerdo haber mantenido una amistosa discusión sobre el tema con un par de chavales occidentales que conocí por allí. Ambos vivían en Phuket y los dos decían que sólo se las puede llamar katoey si se han operado los genitales; si no es ese el caso, no se las puede considerar más que ladyboys. Esa es, para mí, un distinción totalmente inventada por la mentalidad occidental. Katoey es una palabra tailandesa y no es ese el modo en que se utiliza. Los thais utilizan este término de una forma muchísmo más relajada y desenfadada. Utilizan la palabra katoey para cualquier hombre que actúa como una mujer.

Transexual sería tal vez la palabra que más se le parece en nuestro lenguaje. Hombres que se operan los genitales para convertirse en mujeres son katoeys, del mismo modo que lo son aquellos que toman hormonas para crear atributos femeninos tales como los pechos. Tambíen lo son aquéllos que simplemente se visten de mujer. De hecho, hasta los hombres homosexuales que utilizan un poco de maquillaje y muestran levemente su lado más femenino son también calificados como katoeys.

¿Y por qué hay tantos ladyboys en Tailandia? ¿Por qué es este fenómeno mucho más común que en otros países? Me parecería muy raro que se debiera a causas genéticas el hecho de que Tailandia reúna a muchísimos más transexuales que otros lugares.

Yo creo que la razón tiene mucho más que ver con esa actitud tan tolerante con la que vive la gente tailandesa. Hay una infinidad de ladyboys que son estrellas de televisión, cantantes y modelos. Incluso tienen un concurso de belleza para ladyboys, al más puro estilo Miss Universo. También hay varias películas a cerca de ladyboys, como por ejemplo una bastante conocida por esas tierras que se llama Beautiful Boxer que narra la historia real de una ladyboy que se convirtió en campeón de lucha Muay Thai, una de las múltiples variantes del Thai Boxing.