Inicio Actualidad Las amistades peligrosas del cómico Zelenski, títere del Foro Económico Mundial para...

Las amistades peligrosas del cómico Zelenski, títere del Foro Económico Mundial para implementar el Gran Reinicio en la Europa del Este

LSN.- De tal palo… Después de dejar su carrera como comediante y convertirse en presidente de Ucrania en abril de 2019, Volodímir Zelenski elogió a Trudeau como “uno de esos líderes que lo inspiraron” para “unirse a la política”, cuando se convirtió en presidente de Ucrania en 2019.

Si bien Zelenski saltó al estrellato en Occidente cuando el conflicto ruso-ucraniano se convirtió en noticia internacional la semana pasada, su admiración por Trudeau no es una sorpresa cuando se analizan sus antecedentes.

Al igual que Trudeau, Zelenski es un títere del Foro Económico Mundial de Klaus Schwab, la organización globalista detrás de la ahora infame agenda del “Gran Reinicio”, que le dice al mundo que para el año 2030, “no serás dueño de nada y serás feliz”.

El gigantesco apoyo a Zelenski por parte de la élite, incluido al megadonante izquierdista de Black Lives Matter, George Soros, sin olvidarnos de Trudeau, el presidente estadounidense Joe Biden y todos los principales medios de comunicación globalistas, ha llevado a muchos a cuestionar la verdadera motivación tras la condena de Occidente a Rusia, así como la preocupación de que se esté promoviendo otra guerra extranjera que involucre a Occidente y debilite aún más a Europa frente a Estados Unidos.

El martes, por ejemplo, la periodista ucraniana Daria Kaleniuk hizo una emotiva demanda al primer ministro británico, Boris Johnson, pidiéndole que instruyera a la OTAN para entrar en la guerra en Ucrania. Después de que la intervención de la periodista fuera elogiado en los medios occidentales, surgieron informes que mostraban que Kaleniuk no es solo una periodista, sino una destacada miembro del Foro Económico Mundial encargada de dirigir iniciativas respaldadas por Soros en toda Europa del Este.

Si bien muchos se muestran escépticos sobre el presidente ruso, Vladimir Putin, y sus antiguos vínculos con la KGB, el escrutinio del otro lado del conflicto parece estar ausente en los principales medios de comunicación, lo que ha preocupado a muchos dada la naturaleza satánica del FEM y sus objetivos de cara al Gran Reinicio.

El Gran Reinicio es un plan socialista radical diseñado por las élites globales para “reiniciar” la economía mundial e instalar un sistema internacional totalitario centralizado y fuertemente regulado similar al Sistema de Crédito Social de China.

De hecho, el fundador y presidente del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, ha elogiado constantemente al presidente comunista chino, Xi Jinping, incluida una declaración de este año en la que le dijo al líder de China que su régimen dictatorial ha logrado “significativos logros sociales y económicos” bajo su “mandato inclusivo”. El elogio y la referencia de Schwab a China como “inclusiva” se produce a pesar de la evidencia de que China es un estado totalitario que está llevando a cabo un genocidio contra su población musulmana uigur, y de que está ejecutando un programa masivo de sustracción de órganos.

Distintos actores internacionales abogan para que Occidente se involucre en la guerra, lo que sin duda contribuiría a intensificar el conflicto.

Según el consultor de asuntos públicos estadounidense J. Robert Smith, Occidente debería, en este momento, rechazar la participación militar de EE. UU. y la OTAN en Ucrania, que cree que solo empeoraría la situación ya tumultuosa y mortal.

“El espantoso impacto de las grandes guerras a menudo se subestima desde el principio. Tenemos el ejemplo de la guerra civil en Estados Unidos. Pocas personas, del sur o del norte, imaginaron que la guerra se cobraría entre 600.000 y 850.000 vidas, según las estimaciones. Al comienzo de la Primera Guerra Mundial, ninguna de las partes previó la asombrosa cifra de 40 millones de bajas, militares y civiles, en ese conflicto sin sentido”, escribió Smith.

Comparte este artículo

Publicidad