Inicio Actualidad Las azafatas a las que lanzó a la fama el «Un, dos,...

Las azafatas a las que lanzó a la fama el «Un, dos, tres…», el mítico programa de Chicho Ibáñez Serrador

Victoria Abril fue azafata de «Un, dos, tres… responda otra vez»

A principios de los setenta, Chicho Ibáñez Serrador revolucionó la forma de construir televisión con el nacimiento del «Un, dos, tres… responda otra vez», el legendario programa que el guionista y director uruguayo creó para Televisión Española. En la cadena pública, el concurso se convirtió en un auténtico referente en los veinte años y diez temporadas que estuvo en la pequeña pantalla.

Acompañando a los diferentes presentadores que tuvo el recordado formato (Kiko Ledgard, Mayra Gómez Kemp, Jordi Estadella, Miriam Díaz-Aroca, José María Bachs y en la «recuperación» del programa en 2004, Luis Larrodera), Ibáñez Serrador creó la figura de las azafatas. También conocidas como secretarias, se trataba de un grupo de seis jóvenes chicas que asistían al presentador de turno para ayudarle en las diferentes tareas, como presentar a los concursantes u ofrecerles las diferentes preguntas a responder.

El «Un, dos, tres…», así las cosas, se convirtió en el trampolín a la fama de muchas de ellas. El ejemplo más claro es el de Victoria Abril, que tras su paso por el programa (en el que estuvo de 1976 a 1978) saltó a la fama y hoy es una de las actrices españolas más reconocidas del planeta. Ganó el Goya en 1995 por «Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto» y estuvo nominada a otros ocho, así como a dos Premios César (los galardones más reconocidos del cine francés).

Carreras exitosas

Igualmente exitosa ha sido la carrera de Lydia Bosch, que debe su nombre artístico al propio Ibáñez Serrador, que le propuso que se «inventase» ese apellido cuando la descubrió en 1984. Estuvo en el «Un, dos, tres…» durante dos temporadas y desde entonces, ha protagonizado series tan exitosas como «Médico de familia», «Sin identidad» y más recientemente «La verdad». En 2001, fue nominada al Goya a Mejor Actriz por su trabajo en «You are the one (una historia de entonces)», a las órdenes de José Luis Garci.

No son las únicas azafatas, no obstante, a las que impulsaron Ibáñez Serrador y su «Un, dos, tres…». La célebre presentadora Paula Vázquez, hoy al frente de «Fama, ¡a bailar!», también debe su estatus al concurso. Lo mismo que la cantante y actriz Nina, exdirectora de «Operación Triunfo» en sus exitosas primeras temporadas. También la risueña Silvia Marsó, una de las azafatas más recordadas del formato y que, después del «Un, dos, tres…», participó en un gran número de proyectos exitosos tanto en cine como en televisión. Y María Abradelo, que posteriormente presentó programas como el mítico «Arrasando», en Castilla-La Mancha Televisión.

En ese sentido, no hay que olvidar a la recordada Kim Manning, la más exótica de las secretarias y que hoy en día ostenta el récords de más programas como azafata del programa, en el que estuvo de 1983 a 1988 y durante más de 130 emisiones. Especialmente recordadas son sus coreografías y sus divertidas conversaciones con Mayra Gómez Kemp, que convirtieron a la estadounidense (que después formó parte del elenco de «Manos a la obra») en una de las azafatas más recordadas del programa.