Las cinco finales de Championes más recordadas

El Estadio Nacional de Cardiff acogerá este sábado la final de la Champions League entre la Juventus y el Real Madrid. Es la edición número 61 de la máxima competición continental, una larga historia que ha dejado momentos para el recuerdo. Remontadas increíbles, goleadas irrepetibles o exhibiciones de juego para la eternidad.

El Real Madrid, con once títulos, es el equipo más laureado de la competición, pero hay otros equipos que también han dejado su sello a lo largo de la historia de la Copa de Europa. La selección de las cinco finales, complicada y siempre discutible, pretende ser un homenaje global a todos ellos.

1- 1960: Real Madrid, 7 – Eintracht Frankfurt, 3 | LA MAYOR GOLEADA

Es una de las finales más recordadas de la historia de la Copa de Europa y, aún hoy en día, continúa siendo la mayor goleada registrada jamás en el partido definitivo. Curiosamente, ha quedado en el olvido que el equipo alemán se adelantó en el marcador, aunque luego fue aplastado por la máquina de fútbol que era el Real Madrid gracias a los goles de Puskas (4) y Di Stéfano (3).

Aquel triunfo supuso la quinta Copa de Europa consecutiva para el conjunto blanco, un hito que nadie ha igualado aún. Además, aquella final disputada en Hampden Park condujo al Real Madrid a disputar la primera edición de la Copa Intercontinental. Con el triunfo ante el Eintracht, Miguel Muñoz se convirtió en el primero en ganar el título como jugador y como entrenador.

2- 1985: Juventus, 1 – Liverpool, 0 | LA TRAGEDIA DE HEYSEL

La final que desgraciadamente nadie olvidará. La Juventus derrotó al Liverpool con un gol de penalti polémico de Platini en la segunda parte y estrenó así su palmarés en la Copa de Europa, pero lo que sucedió sobre el terreno de juego sigue estando en segundo plano ante la tragedia que ocurrió en las gradas.

Los beodos hinchas del Liverpool provocaron una avalancha en la zona de aficionados de la Juventus a base de tirar objetos y amenazar con golpearles. Un intento de huida que dejó 39 cadáveres en las gradas de Heysel y provocó que la UEFA sancionara al fútbol inglés con cinco años sin poder participar en competiciones europeas.

A pesar de la negativa de la Juventus, el partido acabó disputándose una hora y media más tarde del horario previsto, convirtiéndose en el último partido de fútbol que albergó nunca el estadio de Heysel. Algunas consecuencias de la tragedia aún eran visibles en las gradas durante la final.

3-1999: ManU, 2 – Bayern Múnich, 1 | EL MILAGRO DEL CAMP NOU

El final más increíble en la historia de las grandes finales, con tres minutos para la eternidad en los que el Manchester United le dio la vuelta al marcador con los goles de Teddy Sheringham y Ole Gunnar Solskjaer en la portería del gol norte del Camp Nou.

La imagen de los futbolistas germanos tumbados sobre el césped, destrozados, intentando ser consolados por sus rivales y también por el árbitro, Pierluigi Collina, dio la vuelta al mundo. Difícil de entender lo que sucedió aquella noche barcelonesa, en la que parecía que por fin Matthaus pondría el broche de oro a su palmarés con la Champions League.

El capitán alemán asistió a la tragedia desde el banquillo, sustituido en la segunda parte, y tampoco dio crédito. El United lograba de esta heroica manera su segundo cetro continental 31 años después del primero.

4- 2005: Liverpool, 3 (p) – Milan, 3 | OTRO MILAGRO EN ESTAMBUL

Tampoco resulta fácil explicar lo ocurrido el 25 de mayo de 2005 en el Estadio Atatürk de Estambul, sede de otras de esas finales que el fútbol nunca olvidará. El Liverpool se acabó proclamando campeón de Europa por quinta vez en la tanda de penaltis después de remontar de manera increíble el 3-0 con el que se fue al descanso.

El gol de Maldini al minuto de empezar aquella final no presagiaba nada bueno para los reds. Crespo ahondó en esa sensación con dos goles más al filo del descanso. Pero en seis minutos locos de la segunda mitad, el equipo de Rafa Benítez fue capaz de igualar las fuerzas gracias a Gerrard, Smicer y Xabi Alonso. En la tanda de penaltis, Dudek acertaría en el disparo de Shevchenko y culminaría una de las mayores y más inesperadas remontadas de la historia.

5- 2013: Barça, 3 – Manchester United, 1 | LA SUBLIMACIÓN DEL FÚTBOL CONTROL

El último capítulo en esta selección de grandes finales lo protagoniza el Barça de Guardiola, proclamado tras su triunfo en Wembley como uno de los mejores equipos de toda la historia del fútbol. Su exhibición de juego ante el Manchester United en la final de 2013 está desde entonces en los anales del balón.

Liderado por una de las mejores versiones de Messi, el Barça minimizó al United como nunca se había visto hasta entonces. Una hegemonía a base de la posesión del balón, que dejó en segundo plano el empate de Rooney. La imagen del capitán Puyol cediendo el honor de levantar la Orejuda a Eric Abidal, recién reaparecido después de superar un cáncer, ya forma parte de la historia.

Loading...