Inicio Actualidad Las dudas que plantea la ley Trans: ¿Qué ocurrirá en los baños,...

Las dudas que plantea la ley Trans: ¿Qué ocurrirá en los baños, las cárceles o el deporte?

Tras la aprobación del proyecto de ley Trans que contempla la autodeterminación de género sin necesidad de ningún informe médico, son muchos los que se preguntan qué baños utilizarán estas personas, si habrá hombres en cárceles de mujeres o en qué equipos jugarán en las competiciones deportivas.

Las asociaciones feministas fueron las primeras en poner el grito en el cielo cuando la ministra de Igualdad, Irene Montero, ya avanzó su intención de aprobar esta ley. «Los hombres pondrán entrar en absolutamente todos nuestros espacios protegidos«, advertía entonces Sonia Gómez, portavoz de la Confluencia Movimiento Feminista. Y lo cierto es que el texto aprobado este lunes por el Consejo de Ministros en segunda vuelta no deja lugar a dudas: las personas que se cambien de sexo o de nombre en el Registro Civil tienen el derecho a ser tratados conforme a su nueva identidad.

Qué pasará en los colegios

Los menores trans que formalicen su cambio de género utilizarán los baños y los vestuarios acordes a su cambio. Es decir, que el chico que se autodetermine chica utilizará las instalaciones para el alumnado femenino y viceversa.

Cabe recordar que los menores de 16 años podrán realizar ese cambio sin que se le exija nada más que rellenar una solicitud; entre los 14 y los 16 podrán hacerlo con la asistencia de sus representantes legales y, entre los 12 y los 14, mediante autorización judicial. Sin embargo, en ningún caso mediarán informes médicos o de otros especialistas.

Baños y vestuarios

Lo mismo sucederá en otro tipo de instalaciones tanto destinadas a menores como a mayores de edad: gimnasios, baños públicos o aseos de bares, restaurantes y centros comerciales. Una vez aprobada la ley, cualquier hombre que se haya autodeterminado mujer compartirá instalaciones con el resto de las féminas.

¿Hombres en cárceles de mujeres?

Una de las preocupaciones de las feministas es qué pasará en las cárceles. «Cualquier violador o maltratador puede autodeterminarse mujer y entrar en una prisión de mujeres, poniendo en riesgo absoluto a todas las mujeres que están encarceladas», advirtió Gómez en LD.

Salvo que en la tramitación parlamentaria se introduzca alguna enmienda que lo evite, así será. Sin embargo, lo que no podrá el maltratador es eludir la Ley de Violencia de Género si los hechos por los que se le condena los ha realizado antes del cambio, ya que, tal y como recoge el texto, «los efectos de la rectificación registral son ex nunc, esto es, desde el momento en que se practica la rectificación».

Esta aclaración viene precisamente a evitar un fraude de ley que algunos ya han intentado. Es el caso del asesino confeso de una joven canaria en 2018 que, durante el juicio, solicitó que le llamasen Lorena, en lugar de Jonathan, asegurando que ya había iniciado el procedimiento para cambiar de género.

Los trans en el deporte

Otro de los aspectos más controvertidos de la nueva ley, y el que más dudas plantea, es el impacto que tendrá en las competiciones deportivas. El cambio es a todos los efectos. Por tanto, a priori, las personas trans competirán en la categoría de su nueva identidad. Sin embargo, a nivel internacional, hay normativas que regulan el nivel de testosterona, lo que podría dejar fuera a quienes superen los niveles máximos permitidos.

Además, tras el caso de Lia Thomas, han sido varias las federaciones que han dado un paso más allá. Hace apenas unos días, la propia Federación Internacional de Natación (FINA) aprobaba una nueva política que impedirá participar en categorías femeninas a todas aquellas nadadoras que no hayan completado su transición antes de los 12 años. El objetivo no es otro que evitar que los deportistas trans se beneficien del desarrollo muscular o el nivel de oxigenación y testosterona que logra un joven durante la adolescencia. No obstante, con el fin de darles una alternativa, la FINA propondrá establecer una categoría «abierta» para aquellas personas cuya identidad de género difiera de su sexo biológico.

Por su parte, World Rugby -la institución que gobierna las federaciones a nivel internacional- ya anuncio en 2020 que no dejaría a las atletas trans participar en la Liga Internacional ni tampoco en la Copa Mundial de la Liga Femenina de Rugby. La UCI (Unión de Ciclistas Internacional) ya está elaborando un protocolo para actuar ante estos casos e incluso la FIFA va a estudiar qué hacer con los futbolistas trans.

Publicidad