Las enfermeras dicen basta ya a las imágenes sexistas

12

Si se escribe en un buscador de internet la palabra enfermera, salen cientos de imágenes de profesionales de la salud ejerciendo su trabajo junto a muchas otras fotos en las que se muestran a mujeres ataviadas con uniformes mínimos y en actitudes sexis, asociadas al estereotipo que arrastra el colectivo desde tiempos inmemoriales. No es el único ejemplo. Los anuncios publicitarios, los medios de comunicación, el cine y la moda también contribuyen a reproducir una imagen distorsionada de la enfermería. Sin ir más lejos, en la última edición de Telepasión, TVE vistió a los sanitarios hombres de los pies a la cabeza mientras ellas lucían una mini-bata que dejaba ver completamente sus piernas.

Ante esta situación, el colectivo ha dicho basta ya y ha lanzado una ofensiva destinada a tratar de erradicar, de una vez por todas, las imágenes sexistas e irreales que rodean a la enfermería. Bajo el lema ‘Rompe con los estereotipos’, el mayoritario sindicato Satse ha puesto en marcha una campaña de información y sensibilización que engloba varias iniciativas. Por un lado, la difusión de un manual que refleja las competencias y el trabajo de los enfermeros y enfermeras, que se completa con la distribución de carteles y de materiales en las redes sociales. Asimismo, se ha realizado una encuesta entre los profesionales que indica que nueve de cada diez no está de acuerdo en la imagen que se traslada de ellos y el 61% asegura que conoce a algún compañero o compañera víctima de comentarios ofensivos vinculados a los estereotipos. Dicho sondeo se completará con los testimonios recabados a través de “línea abierta”.  

Por último, se ha puesto en marcha una recogida de firmas para solicitar la constitución de un observatorio de la mujer en el ámbito sanitario que haga un seguimiento pormenorizado de los casos en los que se difundan imágenes sexistas y se establezca un plan de actuación para que estas no se repitan.

El despertar feminista

Ante las presiones del colectivo y el despertar feminista que vive la sociedad española, como pusieron de manifiesto el 8-M y las protestas contra la sentencia de ‘La manada’, el Gobierno y algunos partidos han reaccionado. Así, la ministra de Sanidad, Dolors Monserrat, ha prometido que en la reforma del reglamento del observatorio de la mujer, que estará listo en unos tres meses, se velará especialmente porque las enfermeras no sean “menospreciadas” y en conjunto por todas las profesiones médicas. En la misma línea, el PSOE ha pedido – a través de una proposición no de ley- la elaboración de un plan de igualdad en la profesión sanitaria que incluya el observatorio y un informe bienal con estudios de evaluación y recomendaciones para evitar que continúe la difusión de imágenes distorsionadas y los casos de acoso sexual y laboral, entre otros objetivos.

Ante la diferencia de matices, la portavoz del sindicato Satse, Mar Rocha, precisa que les da igual cómo se materialicen sus pretensiones, siempre que sea la administración la que “lidere” las acciones destinadas a acabar con la difusión de estereotipos, ya sea con la imposición de sanciones o con la puesta en marcha de programas formativos. “Estaremos satisfechos cuando nuestras demandas se vean cumplidas, no antes”, avisa.

Rocha reconoce que la preocupación del sindicato y sus acciones en contra de la visión distorsionada sobre su trabajo viene de lejos. Si bien, hasta ahora ningún Gobierno les había prestado atención. “Hasta que el apoyo social no empuja, es más complicado”, reflexiona, al tiempo que se muestra esperanzada de que precisamente la “presión” de la gente y del sindicato haga ahora que sus reivindicaciones se “lleven adelante”.    

Desde un bolígrafo hasta la campaña de Sanidad

Son muchos los ejemplos de imágenes en el que las enfermeras y enfermeros ven degradada su dignidad, y al contrario de lo que podría parecer, van en aumento, según advierte Satse. En los últimos meses, el sindicato de profesionales de la salud se ha dirigido a TVE para trasladarle su profunda “indignación” por la emisión de una imagen “inadecuada” del colectivo en la emisión del especial para Nochebuena Telepasión. En el espacio televisivo, se mostraba a las sanitarias en una actitud sexi y con una mini-bata. TVE pidió disculpas ante las críticas del sector.

Además Satse pidió la retirada de un bolígrafo comercializado por las tiendas Ale-Hop, en el que se mostraba a una enfermera con un vestido ajustado, falda corta y escote pronunciado, y de un disfraz sexista, comercializado por Alcampo. La batalla contra los disfraces que buscan proyectar el cliché de una profesional sanitaria sexi, por objeto de satisfacer determinadas fantasías, es un clásico del sindicato mayoritario.

Y es que hasta el Consejo General de Enfermería, organización colegial de la profesión, se ha visto obligado a movilizarse contra una campaña diseñada por el Ministerio de Sanidad, con el objetivo de aumentar las tasas de vacunación. En la misma, la profesión sanitaria se reflejaba como un estamento subordinado al médico, en una imagen “anacrónica, machista y sexista”, según se denunció.