Las madres de Altsasu piden amparo a las instituciones ante la “falta de garantías”

Si hay historias con final escrito, esta podría ser una de ellas. Cuando están por cumplirse ocho meses de la trifulca nocturna con dos guardias civiles en un bar de Altsasu (Navarra), los familiares de los nueve jóvenes imputados por estos hechos se han declarado “indefensos y desamparados” ante las actuaciones de los tribunales, que continúan dando todos los pasos necesarios para que sus hijos sean juzgados por terrorismo. En otras palabras, hoy creen en la justicia aún menos que ayer.

penúltimo motivo para desconfiar llegó directamente desde el Tribunal Supremo (TS). En una resolución de cuatro páginas, sus componentes se pronunciaron a favor de que sea la Audiencia Nacional quien juzgue a los acusados, algo indispensable para conseguir que sigan siendo tratados –jurídicamente hablando- como “terroristas”. En apenas dos pares de folios, el TS rechazó los argumentos esgrimidos detalladamente a lo largo de 16 páginas por parte de la Audiencia de Navarra, que rechazaba las acusaciones de terrorismo y solicitaba que el caso volviese al juzgado de Pamplona.

Las madres y padres de los jóvenes imputados han comparecido este miércoles en la librería Katakrak de Pamplona para ofrecer su valoración sobre este asunto. “Nuestros abogados nos han transmitido que el auto del TS es absolutamente superficial, ya que no profundiza en los elementos de la causa”, explicaron Edurne Goikoetxea y Antxon Ramírez de Alda. Ambos remarcaron que entre los familiares existe la “sensación” de que el Supremo “argumenta débilmente una calificación de los hechos como posible delito de terrorismo porque la decisión estaba previamente tomada, sin tener en cuenta los elementos de prueba, los indicios y los argumentos jurídicos” que existen en este caso.

“Lejos de la realidad”

Los familiares recordaron que a día de hoy, tres de los imputados continúan encarcelados bajo el severo régimen FIES en Soto del Real (Madrid), a la espera de juicio. Los restantes están en la calle, aunque muy lejos de hacer una vida mínimamente normal: la amenaza de ser condenados a penas que superarían los diez años de cárcel está siempre presente. “Se trata de unas peticiones de prisión absolutamente desproporcionadas y completamente alejadas de la realidad, que no resisten una comparación basada en el sentido común. No hay más que buscar en los medios de comunicación cómo se han juzgado y calificado hechos similares tanto en nuestro entorno, como en otras provincias”, remarcaron.

Manifestación realizada en Altsasu el pasado viernes, en apoyo a los jóvenes acusados de terrorismo.

Por tales motivos, consideraron que la Audiencia Nacional “no ofrece garantías” para juzgar a sus hijos “con el mínimo de objetividad y con una perspectiva realmente jurídica”. “Por todo ello, y con el sentimiento de tristeza, miedo y desesperación que estamos padeciendo, solicitamos amparo y acompañamiento a la sociedad y a las instituciones navarras”, señalaron. En tal sentido, las familias ya han solicitado una reunión con cada uno de los grupos del Parlamento Navarro, con el objetivo de transmitirles sus “inquietudes” y pedirles respaldo.

La ronda de contactos seguirá con representantes de sindicatos, organismos sociales y colectivos culturales. De hecho, está prevista una reunión para la semana próxima en Pamplona, donde el grupo de madres y padres planteará una “reflexión conjunta” sobre este caso y solicitará “acompañamiento”. También realizarán una gira por todas las comarcas de Navarra “para dar información detallada” mediante charlas abiertas. Será un camino largo. Muy largo.

Loading...