Inicio Actualidad Las niñas austriacas comienzan a usar pañuelos islámicos para prevenir el acoso...

Las niñas austriacas comienzan a usar pañuelos islámicos para prevenir el acoso callejero de los inmigrantes

Yolanda Couceiro.- El médico y ex parlamentario Marcus Franz dice que las niñas europeas en Viena, Austria, han comenzado a usar pañuelos islámicos para prevenir el acoso callejero de los inmigrantes musulmanes masculinos.

Durante una aparición en OE24, Franz reveló que en áreas con gran cantidad de inmigrantes los padres recomiendan a sus hijas que usen un hijab para disfrazar el hecho de que no son musulmanas.

“Hable con las mujeres en la calle, hable con los niños, hable con las niñas, yo mismo conozco a los padres que, cuando sus hijas regresan a casa por la noche, cuando viven en un área problemática, les dan pañuelos para que no sean reconocidas como austriacas “, dijo Franz.

“Lo sé personalmente, en el distrito 15 (Viena), esto es un hecho”, agregó, y dijo que las mujeres tenían miedo debido a las “microagresiones permanentes” y que los hombres musulmanes les hacían propuestas sexuales continuamente.

Añadió que a las niñas se las “proponían con actitudes desagradables, y que las niñas y las mujeres, sencillamente, tienen miedo”.

“Puede verlo en la población si trabaja en una profesión social como yo”, comentó Franz, y agregó: “Necesitamos distinguir claramente entre la población asentada y aquellos que han llegado más recientemente”.

La historia tiene algunas similitudes con la forma en que algunas niñas alemanas en escuelas con muchos inmigrantes también usan hiyabs para prevenir la intimidación.

Como informamos anteriormente, el director de una escuela en Frankfurt le dijo a una madre en Alemania cuya hija estaba siendo acosada por estudiantes musulmanes porque era rubia, cristiana que se pusiera un pañuelo musulmán.

La madre de la estudiante le dijo a diario alemán BILD que las niñas musulmanas acosaban a su hija de tal manera que tenía que “sacarla de la escuela para protegerla”.

“Fue golpeada y atacada verbalmente de camino a la escuela”, dijo la madre, explicando que el abuso fue porque su hija tiene cabello rubio, no lleva pañuelo en la cabeza, tiene un nombre alemán-hebreo y es cristiana.

Cuando se informó al director de la situación, él aconsejó a la madre que cubriera a su hija con un hijab.