Inicio Actualidad Las nuevas restricciones en Madrid comienzan este lunes pero hasta el miércoles...

Las nuevas restricciones en Madrid comienzan este lunes pero hasta el miércoles no se multará

Este lunes, y durante 14 días como mínimo, entran en vigor las nuevas medidas de la Comunidad de Madrid que reducirán la movilidad en 37 áreas con la finalidad de paliar los efectos de la pandemia del coronavirus.

Esta restricción de movilidad no afectará a trabajadores y estudiantes, que podrán seguir desplazándose a sus lugares de trabajo y colegios, además de aquellas personas que justifiquen que su cambio de zona se debe a causas de fuerza mayor o cuidado de mayores.


– Sólo desplazamientos imprescindibles.

– Reuniones sociales, en espacios públicos y privados, se reducen de 10 a seis personas como máximo.

– El cierre de establecimientos se decreta a las 22:00, salvo farmacias, centros médicos y veterinarios, gasolineras y comida a domicilio.

– Parques y jardines permanecerán cerrados.

– En instalaciones deportivas el aforo se reduce al 50 por ciento.

Para ello, la Comunidad ha habilitado un formulario web para justificar los movimientos y permitir declaraciones juradas en las que se autorresponsabilizan de la gestión que acuden a hacer.

Este confinamiento, que afecta a una población de más de 850.000 personas, se complementará con la realización de un millón de test PCR en las 37 áreas sanitarias confinadas.

El transporte público en las zonas afectadas se reforzará también desde este lunes. La EMT dotará con 437 los distritos afectados e incrementará un 30 por ciento la red global para incrementar las frecuencias y la capacidad. En el Metro se prevén “recorridos en bucle”. Es decir, trayectos más cortos en los tramos de línea con más afluencia.

Para poder controlar el cumplimiento de las medidas, 200 policías locales contarán con el apoyo de agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional en la realización de 60 controles aleatorios que se dispondrán por las 37 zonas designadas. Durante las primeras 48 horas tendrán un carácter informativo y no se multará. Pasado ese margen, los infractores se enfrentarán a sanciones de entre 600 y 6.000 euros de multa.

Este domingo, en una reunión extraordinaria del Plan Territorial de Protección Civil en la que han participado los consejeros de Sanidad y Justicia, el delegado del Gobierno en Madrid y los delegados de seguridad de los ayuntamientos afectados, se han establecido los efectivos totales que de desplegarán por las 37 áreas afectadas.

José Manuel Franco, delegado del Gobierno en Madrid, aseguró el apoyo del Ejecutivo nacional. “Las fuerzas y cuerpos de seguridad han cumplido de forma ejemplar durante la pandemia y lo harán con la misma profesionalidad y proporcionalidad en los próximos días”, declaró Franco.

Reunión Sánchez-Ayuso este lunes en Sol

Este lunes a las 12:00, en la sede de la Puerta del Sol, está prevista una reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que quedó concretada desde el jueves tras un intercambio de cartas entre ambos dirigentes.

En el encuentro, Ayuso pedirá a Sánchez “estrategias nacionales” para Madrid “puesto que ser capital, motor económico y centro de la península requiere de una coordinación específica entre administraciones para acabar con la pandemia”.

En ese sentido, Ayuso ahonda en la explicación asegurando que se necesita “seguridad jurídica, actuaciones en dependencias estatales y respaldo en materia legislativa y de seguridad ciudadana, competencias de las que carecemos, para que todas las demás medidas sean efectivas”.

Protestas en los barrios contra medidas «segregatorias»

Miles de vecinos de los barrios madrileños afectados por las restricciones de movilidad que entran en vigor el lunes se han echado a la calle este domingo para protestar contra estas nuevas medidas del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, que consideran «segregatorias».

En Villa de Vallecas, cientos de personas se han congregado esta mañana ante la Junta Municipal de Distrito, coreando al ritmo de palmas y tambores consignas como «Ayuso dimisión» o «Sanidad pública».

Algunos asistentes también llevaban pancartas con lemas como «+ sanidad, – segregar» o «Aguado, los ciudadanos virus sois vosotros».

«Son medidas que llegan mal y tarde, como siempre, y que no son suficientes», señalaba a Efe Alejandro, vecino de la zona afectada al igual que Mónica, quien opina que «si se hubieran tomado unas medidas antes, creo que en todo Madrid estaríamos mejor».

A juicio de esta vecina vallecana, «si sigues cogiendo el Metro para ir a trabajar y vas apretado como en una lata de sardinas, entonces los contagios no se van a parar», y subrayaba: «Tenemos que remar hacia el mismo punto y no por barrios, sino todos juntos».

«Para ir a trabajar y servirles en el bar sí vale, pero después tienes que volver por la noche y estar confinados aquí mientras que en otro sitio hacen lo que quieren», protestaba Mariano, que vive justo en el límite de la ZBS de Villa de Vallecas y aún no sabe hasta qué punto le afectarán las restricciones.

Su mujer, Mery, ha lamentado que no se haya hecho un mayor esfuerzo en reforzar el personal sanitario, y ha advertido del «señalamiento» que puede producirse contra las personas que viven en las áreas aisladas.

«Lo que tendrían que haber hecho es aumentar la sanidad y aumentar el transporte público», se quejaba otra vecina, Sara, mientras que su amiga Irene añadía: «Las medidas se tendrían que haber tomado antes, no las han pensado hasta que la situación les ha superado, y la sanidad lleva desbordada todo el verano y no se ha contratado personal».

En Puente de Vallecas, el distrito de Madrid con mayor incidencia del coronavirus y el que más ZBS aisladas (nueve) tendrá a partir del lunes, también ha habido una concurrida concentración, en su caso a las puertas de la Asamblea de Madrid.

La paradoja de Podemos

Durante las protestas, a las que han acudiddo una representación de Unidad Podemos, su portavoz en la Asamblea de Madrid, Isa Serra, pidió la dimisión de Isabel Díaz Ayuso y acusó al PP de orquestar confinamientos «segregdores, injustos e ineficaces» mientras «se niega a reforzar los servicios públicos aunque de eso dependan vidas».

La portavoz adjunta, Sol Sánchez, añadió que «este confinamiento no es selectivo, es clasista, y ni siquiera atiende a criterios puramente sanitarios. Esto es absolutamente inútil».

Estas quejas ante las medidas restrictivas con la misión de aplacar la ola de contagios en la Comunidad de Madrid, que provienen del partido presente en el Gobierno nacional, han llegado cuando han sido tomadas por un gobierno autonómico del Partido Popular.

En una situación similar se ha visto Palma de Mallorca las últimas semanas, aplicando confinamientos en zonas concretas. En Baleares gobierna el PSOE en coalición con Unidas Podemos. Y siguiendo atrás en el tiempo, tampoco hubo quejas sino todo lo contrario, ataques, a quien ponía en duda la labor del Ejecutivo como mando único durante el confinamiento bajo el estado de alarma.