Las reservas turísticas en Barcelona se recuperan tras un breve bache por los atentados

El crecimiento de las reservas de billetes de avión para Barcelona, que sufrió una desaceleración tras los atentados de hace dos semanas, se está acercando a sus niveles previos, dijo el jueves el ministro de Energía y Turismo, Álvaro Nadal.

El titular de turismo, un sector dominante para la economía española, dijo que, según sus datos, las reservas de avión estaban creciendo a un ritmo del 10% en el momento del ataque del 17 de agosto en la Ciudad Condal, una de las más visitadas del mundo.

Tras un ataque de corte yihadista que fue seguido por otro en Cambrils (Tarragona) con un saldo total de 16 muertos, el incremento de las reservas se frenó, situándose el crecimiento en el 6%, para volver a una tasa del 7% una semana después, según el ministro.

En el conjunto de España, las reservas crecían antes de los atentados un 15% y ahora lo hacen en un 13%. “Han pasado muy pocos días y ya notas recuperación, el shock inicial es normal, ocurre en todos sitios, pero ha sido mucho menor que en casos comparables”, dijo Nadal en rueda de prensa en Barcelona.

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, durante la reunión que ha mantenido con representantes del sector turístico de Catalunya para analizar la situación tras los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils (Tarragona). EFE

“No cubrimos el cien por cien del espectro, pero sí cubrimos un volumen suficientemente alto, por ejemplo en vuelos de larga duración, del 45%, con lo cual no son cifras absolutas pero la muestra es lo suficientemente grande para que puedas ir viendo la tendencia”, añadió.

El ministro, que celebró una reunión en Barcelona con representantes del sector turístico catalán, dijo que sólo tenía conocimiento de una aerolínea (Ryanair) que hubiera bajado las precios para evitar cualquier impacto en la demanda tras los atentados, donde diez de los 16 fallecidos fueron extranjeros. 

Nadal señaló que todavía es pronto para saber la repercusión que tendrán los ataques en el turismo de la ciudad, pero que en las reservas de hoteles, aviones y paquetes de operadores turísticos tenemos “prácticamente total normalidad”, lo que le hace ser “moderadamente optimistas”.

El ministro aseguró que se sigue considerando a España y Barcelona como un destino “seguro” y que, comparada la situación con otras ciudades en las que ha habido atentados de estas características, la situación de Barcelona “es mucho mejor”, entre otras cosas, porque la ciudad es una “marca turística poderosísima”.

Loading...