Las toallitas para bebé podrían provocar alergias de tipo alimentario

5

Cuando se tienen niños pequeños, sin lugar a dudas, unos productos que pasan a formar parte de la vida de la familia son las llamadas toallitas para bebé. Y es que las mismas se pueden usar tanto para limpiarles el culete cuando se les cambia el pañal como para quitarles suciedad de las manos o para hacer lo propio con cualquier objeto que hayan manchado.

Sin embargo, hay que saber que ahora se ha dado a conocer un estudio que viene a indicar que esas toallitas pueden ser, en cierta medida, las responsables de provocar alergias de tipo alimentario en los menores.

Sigue leyendo y conocerás todo sobre esa investigación.

El estudio

Lo primero que hay que conocer es que la investigación que ahora nos ocupa y que se ha convertido en noticia ha sido llevada a cabo en Estados Unidos por la Universidad Northwestern Medicine. Más exactamente podemos determinar que la principal autora de la misma ha sido Joan Cook-Mills. Esta es profesora de Alergia e Inmunología en la Facultad de Medicina Feinberg de la citada universidad.

Trabajo el llevado a cabo que, dado su interés, ha sido publicado en “Journal of Allergy and Clinical Inmunology”.

Principal conclusión sobre las toallitas para bebé

Estudiar las alergias alimentarias en los pequeños y, sobre todo, poder conocer cuáles son las causas que las provocan son los objetivos que llevaron a la realización de este estudio. Y la principal conclusión a la que se ha llegado es a que existen diversas causas que al producirse de forma conjunta dan lugar a la aparición de aquellas. Nos estamos refiriendo a estas:

  • El empleo de las toallitas para bebé que dejan una serie de jabón en la piel.
  • La genética.
  • La exposición de la piel a ciertos alimentos a través de sus padres y de quienes les cuidan.
  • También la exposición de la piel a determinados alérgenos que se pueden encontrar en el polvo.

Así, según la investigación, el hecho de que esas circunstancias confluyan propician que se pueda producir una alergia alimentaria. Y no solo eso sino que, además, la misma pueda surgir de manera temprana.

Medidas de precaución

Buena higiene de manos en los adultos

Partiendo de esas conclusiones a las que se ha llegado con el estudio de la Universidad Northwestern Medicine, también su autora ha venido a indicar algunas sencillas medidas de precaución para reducir los riesgos de que aparezca una alergia alimentaria. Nos estamos refiriendo a acciones tales como las siguientes:

  • Es necesario que los padres reduzcan lo máximo posible el empleo de esas toallitas, según indica la autora de la investigación. Eso o bien disminuir la cantidad de jabón que esas dejan en la piel procediendo a limpiarla con agua.
  • Vital es que los progenitores o los cuidadores antes de coger en brazos al bebé, se laven las manos muy bien. De esta manera se evitará que estén en contacto con alérgenos de ciertos alimentos.

Las alergias alimentarias en cifras

Además de todo lo expuesto merece la pena conocer otra serie de aspectos sobre las alergias alimentarias, que vienen a entender el porque del estudio que hemos conocido:

  • En nuestro país se establece que en 1 de cada 4 hogares hay, al menos, una persona con algún tipo de alergia de esa clase.
  • Según las estadísticas, en los últimos años ha aumentado de manera considerable el número de niños que sufren una alergia alimentaria. Así, por ejemplo, en Estados Unidos se encuentran afectados por una entre un 4 % y un 6 % de los menores.
  • El 35 % de los pequeños que tienen alergia a algún alimento presentan, además, dermatitis atópica.

Síguenos en Facebook y podrás estar al día de más noticias relacionadas con niños y su salud que te puedan resultar muy interesantes.