Liberados en México dos españoles tras tres días raptados en una cámara frigorífica

Dos españoles de 31 y 41 años fueron rescatados ilesos tras haber sido secuestrados en el estado mexicano de Puebla después de permanecer tres días en una cámara frigorífica desconectada. Los presuntos captores, que llegaron a reclamar 30 millones de pesos a cambio de liberarlos (algo más de 1,35 millones de euros), han sido arrestados, entre ellos el exjefe de seguridad de la empresa española en la que trabajaban y que había sido despedido con anterioridad.  En el operativo han participado agentes de la Policía Nacional desplazados para colaborar con la Policía estatal de Puebla.

El secuestro se produjo el pasado miércoles, día 27 de noviembre, cuando los dos españoles, acompañados de un compañero de trabajo de 28 años abandonaron su domicilio en la ciudad de San Andrés Cholula en un vehículo Chevrolet Optra en dirección a su centro de trabajo.

El vehículo en el que circulaban fue abordado sobre las 05.45 horas fue interceptado en la lateral de la autopista Vía Atlixcáyotl, una de las principales vías de acceso a San Andrés Cholula, por dos vehículos medianos de color blanco. Varias personas armadas se bajaron de ellos y secuestraron a los dos españoles, mientras que la otra persona logró escapar.

Como resultado de la investigación, la Sección de Secuestros del Gobierno español notificó a las autoridades mexicanas que el dueño de la empresa en la que trabajaban los dos secuestrados había recibido una llamada en su domicilio en la que se reclamaba el pago de 30 millones de pesos (algo más de 1,35 millones de euros) para su liberación y se exigía la entrega del dinero en un plazo de 48 horas bajo la amenaza de matar a uno de ellos.

La investigación permitió determinar la participación de cuatro presuntos responsables del secuestro, que se habían repartido entre ellos las funciones de secuestro, traslado, custodia, alimentación y negociación. Así, se determinó que uno de los implicados había sido jefe de seguridad de la empresa española en la que trabajaban las víctimas y que había sido despedido con anterioridad al secuestro.

Fruto de las gestiones realizadas de manera coordinada entre las autoridades de España y México, en la madrugada del día 30 se logró averiguar el lugar de cautiverio, procediendo al asalto por parte de los grupos tácticos de la Policía Estatal de Puebla (México). La intervención culminó con la liberación de los dos españoles secuestrados y la detención de dos personas que les custodiaban. Las víctimas habían permanecido retenidas en el interior de una cámara frigorífica desconectada, a oscuras y sin colchón. A pesar de que uno de ellos había sido agredido ambos fueron localizados en buen estado de salud.

Los investigadores sospechan que los delincuentes tenían planeado matarles tanto si pagaban por su rescate como si no.

Fruto de este operativo fueron detenidas tres personas como presuntos responsables del secuestro: Lenin ‘N’, de 34 años y originario de Oaxaca, el exjefe de seguridad de la empresa que empleaba a los españoles; Osvaldo ‘N’, de 35 años, y Oscar Enrique ‘N’ de 41 años, ambos originarios del Estado de México.

En el operativo, se incautó un arma de fuego calibre 9 milímetros con 11 cartuchos útiles, un vehículo Chevrolet, un Lumina modelo 1990 con placas de Tlaxcala y dos móviles.

En próximas horas, los arrestados serán puestos a disposición de la autoridad jurisdiccional por el delito de secuestro, penado con entre 40 y 80 años de prisión.

Loading...