Inicio Actualidad Lipoescultura laser y fisioterapia, dos técnicas ideales para el bienestar físico

Lipoescultura laser y fisioterapia, dos técnicas ideales para el bienestar físico

La búsqueda de la medicina moderna por mejorar el bienestar y reducir los niveles de dolor en los individuosha llevado a crear cada día nuevos tratamientos y procedimientos para el funcionamiento eficiente de nuestro cuerpo.

Durante mucho tiempo, la necesidad de tener una excelente figura y de aliviar esas sensaciones molestas, que a veces suelen ser crónicas en nuestro cuerpo, nos motiva a acudir a especialistas que ofrecen alternativas para satisfacer las preocupaciones que afectan nuestro organismo.

Lipoescultura laser para la reducción de grasa corporal

La mitad de los tratamientos y procedimientos quirúrgicos asociados a la medicina estética están orientados a la reducción de los niveles de grasa localizada en el cuerpo. Especialmente en el área del core, o zona abdominal, el lugar donde más se refleja el exceso de peso.

El sobrepeso no solo afecta la percepción que tenemos de nuestro aspecto físico, sino que también tiene repercusiones nocivas en la salud como el aumento de enfermedades asociadas a la hipertensión, diabetes o del corazón, siendo uno de los principales factores de mortalidad en el planeta.

Para esto la medicina cuenta con un amplio abanico de opciones con las que evitar y sobre todo reducir radicalmente los niveles de grasa corporal.

Aquí sabremos más de la lipoescultura, que consiste en moldear el cuerpo utilizando la misma técnica de la liposucción pero en zonas más reducidas de grasa, siendo menos dolorosa e invasiva.

La lipoescultura quirúrgica es bastante similar a la liposucción, ya que utiliza la misma cánula para la succionar la grasa corporal. Con la diferencia de que en la lipoescultura se consigue resultados más rápidos y el proceso de recuperación es más acelerado.

También tiene la ventaja de eliminar depósitos superficiales de grasa, dejando así una menor cantidad de piel colgada. Por otro lado, muchas veces la grasa extraída de la lipoescultura es utilizada en otras partes del cuerpo, incluso en el rostro.

Después está la lipoescultura láser, que al igual que la liposucción tradicional se usa para tratar los cúmulos de grasa con consecuencias menos dolorosas. Esta técnica funciona licuando la grasa con el láser antes de ser extraída, para ser eliminada con mayor facilidad. Tiene un tiempo de recuperación más breve.

Esta técnica innovadora permite también la generación de colágeno en la dermis, con el fin de mejorar el aspecto de la piel y que esta se torne más tensa.

Terapia para la rehabilitación del cuerpo

Los seres humanos casi siempre pasan por períodos traumáticos desde el punto de vista físico, unos más agudos que otros. O padecen enfermedades que degeneran los músculos y una parte de la estructura ósea.

Para que un individuo supere el umbral de dolor que pudiera conllevar, es necesario acudir a un especialista en fisioterapia, que ayude a mejorar las condiciones físicas y de movilidad de los afectados.

La fisioterapia es un área de la medicina que interviene en la recuperación de los movimientos humanos naturales, con el fin de restablecer las funciones convencionales del cuerpo.

Un fisioterapeuta interviene precisamente cuando existe el riesgo de perder parcial o completamente el adecuado movimiento y sus funciones físicas, utilizando una serie de técnicas y tratamientos ideales para ello.

Para poder acceder a los beneficios de la fisioterapia es importante acudir primero a una consulta médica. No está de más revisar las top clínicas de fisioterapia más importantes y de prestigio de tu ciudad.

Los tratamientos más comunes dentro de la fisioterapia son:

– La fisioterapia traumatológica, la cual es la más común de todas ya que abarca todos los problemas relacionados con la columna vertebral, accidentes, recuperación post operatoria, accidentes laborales y esguinces o fracturas.

– También está la fisioterapia deportiva, que trata los dolores musculares, de tendones o lesiones. Además de planes de recuperación integral del deportista.

– La fisioterapia reumatológica, que abarca las patologías artríticas, reumáticas y la fibromialgia.

– La fisioterapia geriátrica, que ayuda a las personas de la tercera edad a mantener su movilidad física y recuperarse de los efectos de caídas o fracturas.

Por último está la fisioterapia que se aplica en mujeres embarazadas durante el pre y post parto, o cuando han padecido de prolapsos que requieran de la regeneración del suelo pélvico.