Llegar a la pubertad, ¿cuestión de hormonas?

Publicado 22/09/2017 7:35:44CET

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) –

¿Hormonas o experiencia sexual? ¿Cuál de ellas es crucial para el inicio de la pubertad? Parece que cuando se tocan los genitales de las ratas, su cerebro cambia y la pubertad se acelera, según revela un nuevo estudio publicado este jueves en la revista ‘PLOS Biology’ por investigadores en el Centro Bernstein y la Universidad Humboldt, ambos en Berlín, Alemania, y dirigido por Constanze Lenschow y Michael Brecht. Los hallazgos sugieren que el contacto sexual podría tener una mayor influencia en la pubertad de lo que se pensaba.

Se sabe desde hace algún tiempo que las señales sociales pueden acelerar o retrasar la pubertad en los mamíferos, pero no está claro qué señales son cruciales, ni cómo afectan al cuerpo y al cerebro, y en particular la posible reorganización del cerebro. Los científicos primero observaron que la representación neural de los genitales en la corteza cerebral se expande durante la pubertad.

El estudio confirma lo que se esperaba; que las hormonas sexuales aceleran la pubertad y el crecimiento de la llamada “corteza genital”; pero lo nuevo es que los investigadores detectaron que el tacto sexual también contribuye sustancialmente a la aceleración de la pubertad.

Durante su trabajo, los científicos pusieron por primera vez ratas hembra jóvenes junto con ratas macho y encontraron que la corteza genital se expandió como resultado, lo cual no sucedió cuando se alojó a hembras con otras hembras o cuando se separó a machos y hembras por una malla de alambre que impedía el contacto directo. Se pudo observar la misma aceleración de la expansión cortical cuando se tocaron los genitales de las ratas artificialmente usando un cepillo lubricado.

Lenschow subraya: “Los efectos del tacto sexual en la pubertad y la corteza genital son notables, ya que no se esperaría que esta área del cerebro se expandiera en esta etapa de desarrollo”. Por lo tanto, la expansión de la corteza genital no sólo es provocada por las hormonas sino también por el tacto sexual.

“La representación del cuerpo cambia en la corteza cerebral –señala Brecht– y en particular la corteza genital se duplica en tamaño. Nuestros resultados ayudan a entender por qué la percepción de nuestro cuerpo cambia tanto durante la pubertad”. Así, los cambios del cuerpo y los que se producen en el cerebro durante la pubertad no son meramente una cuestión de hormonas, sino que también están co-determinados por la experiencia sexual.

Loading...