López dice a sus adversarios que va a ir “hasta el final” en la lucha por el PSOE

Patxi López ha empezado en su pueblo, Portugalete, la carrera por el control del PSOE y ha asegurado que esta no es una apuesta a medias: “Voy a ir hasta el final”.  Arropado por todo el socialismo vasco, desde la secretaria general Idoia Mendía hasta los provinciales, exmiembros del gabinete que lideró como lehendakari, pero también otros referentes de la historia reciente del PSE como Jesús Egiguren, López ha asegurado que su candidatura será votada finalmente por los militantes, sin acuerdos previos, porque es la hora de los socialistas.

MÁS INFORMACIÓN



  • Patxi López: “Me siento con fuerzas para reconstruir el PSOE, recuperar el liderazgo y derrotar a la derecha”



  • Susana Díaz insta a lograr un PSOE “integrador” y “desacomplejado”



  • La gestora propone una oposición “útil” con pactos y “conquistas permanentes”

“La militancia tiene derecho a escoger y votar porque esa va a ser la única manera de resolver los problemas” internos del partido, ha explicado, pero en una lucha de candidatos para la que ha pedido respecto, democracia y compañerismo, “porque esta batalla no puede convertirse a una batalla fratricida”.

López ha recordado la herencia de los socialistas vascos que lucharon por la libertad desde las minas de hierro de la Margen Izquierda, y ha propuesto sumar en vez de restar, y abandonar de una vez las “luchas estériles de poder” para liderar un proyecto socialista para la Europa del siglo XXI que retome las esencias de la defensa de la igualdad, la justicia social y la lucha por los más necesitados.

“No soy un izquierdista peligroso, pero si soy de izquierdas”, ha explicado en la única referencia crítica a Podemos, aunque sin citarlos. “Entre el asalto a los cielos y la resignación hay una vía de reformas progresistas para este país”. Según ha dicho hay una alternativa a la globalización, la globalización basada en la justicia social, y “ese debe de ser nuestro objetivo”, es decir, elaborar un nuevo proyecto que recupere la esperanza por el futuro frente a las “batallas de poder estériles”,  porque, además, esa va a ser la única manera de “no ser una alternativa inocua a la derecha”.

López ha abanderado la reconstrucción de la unidad del partido frente a debates de poco calado como los que enfrentan a  “sanchistas, susanistas o patxistas”, que según ha explicado conducen al PSOE a la irrelevancia. “Hemos dedicado demasiado tiempo en enfrentarnos entre nosotros, y demasiado poco a los desafíos de la globalización y a luchas contra las políticas de la derecha. Si seguimos empeñados en mantener nuestra división interna nadie nos va a escuchar”, ha dicho.

“Son tiempos difíciles para el socialismo, la socialdemocracia europea está desorientada en todo Europa y la crisis ha cebado con los más débiles”, ha explicado. En su opinión es urgente recuperar un proyecto socialdemócrata para la UE que la ciudadanía identifique y “no podemos conformarnos con parchear las heridas sociales quedeja la derecha. “Es hora de apostar por un nuevo modelo alternativo al suyo, que globalice la democracia y la justicia social, frente a la desigualdad que se está instalando”.

López, que ha sorprendido a su partido, el PSOE, al adelantar a todos los posibles candidatos a la secretaría general de su partido en el anuncio de su candidatura,  ha sido presentado por el secretario general de los socialistas de Bizkaia, Mikel Torres y por la secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia, como un hombre capaz de devolver la unidad al partido y proporcionarle una dirección compartida y fuerte. “Es un hombre leal con el partido”, ha subrayado Mendía

Loading...