Inicio Actualidad Los aprietos en los que Matías Prats puso a Pablo Iglesias durante...

Los aprietos en los que Matías Prats puso a Pablo Iglesias durante su última entrevista en televisión

Matías Prats y Pablo Iglesias, durante su intervención en la edición del fin de semana de las «Noticias» de Antena 3 – Atresmedia

El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, intervino ayer de manera telemática en las «Noticias Fin de Semana» de Antena 3. En esta ocasión fueron Matías Prats y Mónica Carrillo quienes se encargaron de entrevistar al ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030. Tras saludarle fugazmente y teniendo en cuenta que el tiempo es oro en televisión, Prats formuló rápidamente su primera cuestión: «Ya estamos saliendo de la emergencia sanitaria, del duro confinamiento; no todos como Madrid, Barcelona y algunas zonas de Castilla y León, y lo vamos a hacer con la mayor tasa de víctimas mortales por habitantes prácticamente de todos los países del mundo. ¿Qué ha hecho mal el Gobierno del que usted es vicepresidente para arrojar esos datos?».

Sin embargo, lo primero que hizo el secretario general de Podemos fue pedir «prudencia». «Estamos muy lejos de superar una situación de emergencia sanitaria, que es mundial; los datos de otros países como Estados Unidos y Reino Unido son alarmantes», continuó. Iglesias volvió a pedirle «muchísima prudencia» al presentador e insistió en el agradecimiento «a los ciudadanos españoles».

Tras dos minutos, el vicepresidente «contestó» a la pregunta del veterano trabajador de Antena 3: «¿El Gobierno ha hecho todas las cosas bien? Evidentemente no. Hemos hecho cosas mal y haremos cosas mal en el futuro porque somos humanos; y cuando uno hace las cosas mal, tiene que disculparse. Pero creo que hemos hecho algunas cosas bien: hacer caso a los especialistas y epidemiólogos y un escudo social para proteger a gente que lo está pasando muy mal». Iglesias quiso recordar que dicha crisis no sólo es sanitaria, sino también «social y económica».

Ante la tibieza de la respuesta, Prats insistió: «O sea, me está reconociendo que no se supo responder en aquellas semanas cruciales desde que la Organización Mundial de la Salud y la Unión Europea nos avisa desde el 30 de enero que viene una enfermedad muy grave. El 24 de febrero «Prepárense para una pandemia». Hasta el 12 de marzo no se cierran los colegios. El 14 [de marzo] es cuando se dicta el estado de alarma; ¿no supimos reaccionar?».

Sin embargo, Iglesias defendió que nuestro país había sido el más estricto en cuanto a medidas «en relación al número de casos», pero reconoció que aquello no era excusa alguna. «A todos nos hubiera gustado actuar antes. En ésto es clave no hacer política porque ni la oposición ni los medios de comunicación fueron capaces de prever algo muy difícil de prever». El ministro recurrió a declaraciones de la OMS para justificar nuevamente que España había actuado de manera correcta durante las primeras semanas. «No cabe la pelea política ni hacer oposición a los expertos», defendió.

Al ver que el entrevistado no respondía de manera clara, Prats repreguntó nuevamente: «Permítame que regrese un poquito a la génesis de esta pandemia; Italia nos lo había advertido. Casi 1.000 muertos ya había cuando nosotros declaramos el estado de alerta; un número importante de las víctimas mortales en nuestro país ha fallecido en residencias de mayores. Desde el inicio de la pandemia se sabía que eran los más vulnerables. ¿Cómo ha podido ocurrir? ¿Cómo no se blindaron, se protegieron? Usted, recuerdo el 19 de marzo, asumió públicamente el control de esas residencias.»

Iglesias argumentó entonces que desde aquel 19 de marzo se había reforzado «la única autoridad» que tiene competencias en las residencias de ancianos: «las Comunidades Autónomas». «Nosotros pusimos bajo su control el 75% de las residencias privadas. Dimos 300 millones de euros a la administración de Ayuso, García Paje… todos los presidentes autonómicos para que gastaran en personal que cuidaran a nuestros ancianos», defendió. Iglesias aprovechó de paso para criticar la situación de «privatización» y «precariedad» de las residencias de mayores así como «el sistema de dependencia después de los recortes del Partido Popular». Y volvió a recordar que dicha responsabilidad correspondía a las CC.AA.