Los autobuses articulados circulan ilegalmente por las rondas de BCN

17

Un conductor de un autobús articulado de Transports Metropolitans de Barcelona fue multado en la Ronda Litoral el pasado 14 de diciembre a las 10.52 de la mañana por “no obedecer una señal de restricción de paso”. Según precisa la sanción, de 90 euros, esta fue impuesta por la Guardia Urbana en la B-20 (Llobregat), es decir, en la Ronda de Dalt. Cuando el conductor multado lo explicó en la empresa le dijeron que estuviera tranquilo, que asumirían el pago. La multa tenía todo el sentido.

En teoría, los autobuses articulados, de 18 metros, no pueden circular por la Ronda de Dalt ni por la Ronda Litoral (B-10), como todo vehículo de más de 12 metros. En otoño pasado, TMB y el ayuntamiento llegaron a un acuerdo para que, por un decreto de la alcaldía, se permitiera el paso de los articulados entre las 23.00 y las 5.00, con la previsión de que pasaran por las rondas solo para ir de la cochera al inicio de la línea y viceversa. Sucede en casos en los que ha habido retrasos respecto del horario previsto. Para ganar tiempo. Antes de ese decreto, aseguran en el consistorio, había otras normativas que daban cobertura a que eso sucediera. Algunos de los trabajadores lo ponen en duda.

Nuevo decreto

El decreto de otoño caducó el 31 de diciembre, y desde entonces todo paso de un articulado por las rondas es ilegal, pero eso no es lo que más inquieta a los conductores: esta misma semana está previsto un nuevo acuerdo que renueve el permiso, incluso ampliando el horario a toda la jornada. Pero, como prueba la denuncia, es un hecho que en ocasiones la empresa también ha instado a los trabajadores a usar la B-20 y la B-10 por la mañana. En cualquier caso, fuera del horario restringido.

Dicen en TMB, y corroboran algunos de los profesionales, que en el caso de que uno de ellos decida rechazar la orden y negarse a entrar en las rondas, la empresa lo acepta y este utiliza otro recorrido. Pero no dejan de preguntarse qué pasará si a algún conductor no solo le multan sino que también le retiran puntos del carnet.

Inspección de trabajo

A la vista de la situación, el sindicato CGT presentó una denuncia ante inspección de trabajo el pasado 3 de enero que reza lo siguiente: “La dirección de TMB está dando órdenes de servicio para que los vehículos articulados, de más de 12 metros, circulen por las rondas B-10 y B-20 sin estar la empresa autorizada por el ayuntamiento fuera del horario de 23.00 a 5.00. Como consecuencia de ello han sido multados varios conductores”. La denuncia ha dado pie a una acta de inspección que llevará a que la empresa y los trabajadores expongan sus versiones el próximo 24 de enero.

“Lo que nosotros queremos es que nos digan claramente qué es lo que tenemos que hacer”, afirma un conductor de TMB.