Los barones socialistas que abogan por abstenerse

El PSOE cerró filas en torno a Pedro Sánchez tras el Comité Federal celebrado el pasado fin de semana en la sede de Ferraz. Sánchez, que ya había iniciado su particular ronda de contactos con los barones socialistas a lo largo de la semana, entonó un claro «no» a Mariano Rajoy. Una negativa que hace tan solo dos días trasladó al presidente del Gobierno en funciones, aunque no cerró la puerta a seguir reuniéndose y, en consecuencia, a negociar.

El rechazo a un Ejecutivo liderado por el PP parece ser la versión oficial, en público. En privado, y en pleno Comité Federal, el presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández, fue uno de los líderes autonómicos que se mostró crítico con la postura de Sánchez. La intervención del presidente del Principado de Asturias en el Comité Federal del pasado 9 de julio, filtrada por Antena 3 Noticias lo demuestra.

En las palabras de Fernández se percibe un tono duro y crítico que aboga por la abstención. «La brecha que nos separa del PP es alarmante y cuestiona el hecho de que ahora mismo podamos ser una opción de gobierno», dijo Fernández. Una postura que algunos líderes socialistas han planteado en otras ocasiones.

«En caso de necesidad, el PSOE no debe ser un obstáculo para que haya un Gobierno minoritario», estas han sido las palabras de Felipe González en referencia a una posible investidura. Una posición que otro de los líderes históricos del partido ha defendido. Alfonso Guerra ha afirmado que «es contradictorio que el PSOE diga no a Rajoy y que no habrá terceras elecciones». Josep Borrel también ha abogado por la abstención: «Hay cosas importantes que requerirán aproximar posiciones. Llegado el caso, prefiero la abstención».

Sobre la capacidad de Pedro Sánchez para formar Gobierno tras conseguir 85 escaños también se han manifestado alguno de los barones socialistas. Fernández Vara no ve una posibilidad de dar una negativa a Rajoy «Si este buen hombre consigue 170 escaños, ¿quién es el guapo que dice “no, no, yo me opongo”?». Tras la noche electoral del 26-J fue Susana Díaz quien mandó un mensaje a Pedro Sánchez: «Los ciudadanos no han confiado en el PSOE para hacerse cargo del Gobierno», advirtió.

«En este coche el volante solo lo puede llevar uno, y yo creo que está muy claro que tiene que ser Rajoy», ha apuntado Emiliano García-Page. Una afirmación que coincide con la negativa de alguno de los socialistas para buscar socios para un posible Ejecutivo alternativo. «Un acuerdo con Podemos sería una investidura Frankenstein y no un Gobierno de izquierda», ha afirmado Alfredo Pérez Rubalcaba; en esta línea reflexionaba Javier Fernández en el Comité Federal: «No podemos olvidarnos de la aritmética de hoy para plantear un gobierno alternativo imposible».

Loading...