Inicio Actualidad Los beneficios suman seis años de crecimiento mientras sigue la moderación salarial

Los beneficios suman seis años de crecimiento mientras sigue la moderación salarial

El resultado ordinario de las empresas no financieras creció el creció el 13,8% en el 2017, después de haber subido el 18,5% en el 2016 y en los tres primeros trimestres del 2018 acumula ya una mejora del 11,1%. Los datos de la encuesta de la Central de Balances anual y trimestral que elabora el Banco de España, publicados este lunes, constatan la mejora sostenida de los resultados de las empresas por sexto año consecutivo (desde el 2013) y aportan un dato novedoso y es que, por primera vez en los últimos años, vuelve a aumentar en el 2018 el endeudamiento de las sociedades, después del desapalancamiento encadenado en los últimos ejercicios.

Pese a la mejora de los resultados ordinarios, la remuneración media de los trabajadores apenas subió el 0,4% en el 2017 y el 1,5% en lo que va de año. Esta mejora relativa en lo que va del 2018 está impulsada sobre por los sectores de comercio y hoteleria y por el de la industria, con aumentos medios del 3,3% y del 2,7% respectivamente.  

El análisis del Banco de España parte de una muestra de 484.395 empresas para la Central de Balances Integrada (de caracter anual, para el 2017) y de otra de 926 sociedades para la Central de Balances Trismestral (hasta el tercer trimestre del 2018). En estas muestras no se incluyen las entidades financieras, pero sí un colectivo de grandes y pequeñas y medianas empresas (pymes).

Si además de la actividad ordinaria de las empresas se tienen en cuenta los resultados extraordinarios (por venta o deterioro de activos) y el pago de impuestos, los beneficios de las empresas crecen en lo que va del 2018 casi el 60% (59,5%), después de haber caído el 13,3% en el 2017 y de haber avanzado el 46,1% en el 2016

La mejora de la actividad se extiende a la mayoría de los sectores y de las empreas, según el Banco de España.

Creación de empleo

El empleo, por su parte, mantuvo una tendencia creciente tanto en 2017 (con un incremento del 5,1%) como durante los tres primeros trimestres de 2018, período en el que aumentó un 1,6 %, algo por debajo de la tasa registrada un año antes en la muestra trimestral (2,5 %). El crecimiento en 2018 se vio impulsado principalmente por el avance de la contratación de personal fijo, que aumentó un 2%.

Los gastos de personal crecieronel 5,5% en el 2017 como consecuencia, principalmente, de la positiva evolución del empleo. Durante los tres primeros trimestres del 2018 estos gastos avanzaron el 3,2% debido tanto al crecimiento de las plantillas como al de la remuneración media.

Además, los datos del Banco de España ponen de manifiesto que la mejora reciente de la actividad de las empresas en un contexto de mayor dinamismo de la demanda interna, de modo que tanto las compras como las ventas en España ganaron peso relativo respecto al año anterior. Entre enero y septiembre del 2018 el peso de las ventas y las compras en el mercado interior se han situado en el 80,2% y el 69,5% del total, frente al 79,3% y el 67,2% resgistrados enel mismo periodo del 2017.

Pese al repunte del endeudamiento en el 2018, el peso de la carga financiera sigue disminuyendo, favorecida sobre todo por los menores tipos de interés.