Los datos desmienten a Cifuentes: la Sanidad de Madrid está lejos de ser la mejor

Averías en hospitales madrileños de referencia, un consejero de Sanidad cuestionado por los sindicatos y el jefe de la UCI pediátrica del hospital Gregorio Marañón dimitido en protesta por la falta de camas. Pese a las recientes noticias que ponen en entredicho el estado de la sanidad madrileña —con una inundación en las urgencias de La Paz y el desplome del techo en el 12 de Octubre incluidos—, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, afirma que “es la mejor de España”. Así lo aseguró la semana pasada, cuando defendía la gestión del consejero del ramo, Jesús Sánchez Martos. “Hay cosas que tenemos que mejorar, seguro, y tenemos muchos retos, como las listas de espera”, reconoció. Sin embargo, no solo la sanidad madrileña no es la número uno de España sino que ocupa el undécimo puesto según el último informe de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), elaborado en septiembre de 2016.

En la región que gobierna Cifuentes hay 2,86 camas por cada mil habitantes, frente a las más de tres que existen en un total de 10 comunidades

Cifuentes argumentó su aseveración con la clasificación en mano de los mejores hospitales públicos españoles que elabora Merco (Monitor Empresarial de Reputación Corporativa), según el cual, cinco centros madrileños figuran entre los diez primeros. Pero la deducción de Cifuentes parte de una premisa universal errónea: tener los mejores hospitales no significa disponer de la mejor sanidad. Las listas de espera, el presupuesto sanitario por habitante o el gasto farmacéutico son factores que influyen a la hora de determinar qué ciudadanos cuentan con la atención sanitaria más eficaz.

Según el informe publicado por la FADSP, una organización independiente que agrupa a profesionales relacionados con la sanidad —y a falta de un ránking elaborado por un organismo oficial—, Navarra tiene la mejor sanidad de España, seguida de Aragón y País Vasco. Mientras que estas tres comunidades se han repartido los tres primeros puestos durante los últimos tres años, el nivel más alto que ha llegado a alcanzar Madrid desde 2009 fue el décimo en el informe de 2015.

El análisis advierte que los datos utilizados en su última investigación son “de 2014 y 2015 y solo alguno de 2016” —la cifra del gasto sanitario por habitante sí es, por ejemplo, del año pasado—, de manera que “se reflejan mayoritariamente los resultados de las políticas sanitarias de los Gobiernos anteriores a las últimas elecciones autonómicas”, celebradas el 24 de mayo de 2015. Por ello, según añade la FADSP, será el informe de 2017 el que pueda evaluar de forma más rigurosa los efectos de la política sanitaria de Cifuentes a la que, según la presidenta regional, se dedica el 42% del presupuesto de la Comunidad de Madrid.

Sin embargo, con los únicos datos disponibles hasta ahora, es imposible afirmar que la sanidad madrileña es la mejor de España. Entre los parámetros que emplea la FADSP, se encuentran entre otros, el presupuesto sanitario por habitante en 2016, que en Madrid fue de 1.210,19 euros, frente a los 1.551,5 euros de Navarra y los 1.581,09 euros de País Vasco.

Mientras que en el número de quirófanos Madrid ocupa el segundo puesto —solo por detrás de País Vasco— en la región que gobierna Cifuentes hay 2,86 camas por cada mil habitantes, frente a las más de tres que existen en un total de 10 comunidades. También está por debajo en el número de médicos de atención primaria por cada mil habitantes, 0,65, por detrás de Castilla y León (1,08), Extremadura (0,80) o Navarra (0,75). Tampoco lidera Madrid el gasto farmacéutico por habitante, con 170,02 euros en 2015, 106 euros menos que en Extremadura y 57 menos que en Aragón.

Y, aunque Cifuentes insiste, los ciudadanos no valoran la sanidad madrileña como la mejor de España. De acuerdo con la puntuación otorgada por los habitantes de Madrid para evaluar su satisfacción, donde 0 es nada satisfecho y 10 es absolutamente satisfecho, la comunidad aprueba con un 6,59 pero la nota es inferior a la otorgada por los ciudadanos navarros (7,38) y los aragoneses (7,18). Lejos del sobresaliente, a la sanidad madrileña todavía le falta sumar casi medio punto para llegar al notable.

Si quieres denunciar alguna información que crees que es falsa escribe a [email protected]

Loading...