Los enfrentamientos contra Israel aumentarán en el viernes de la ira

La decisión de Donald Trump de declarar Jerusalén la capital de Israel y trasladar allí su embajada ha provocado una escala de tensión difícil de parar. Ayer ya se produjeron los primeros enfrentamientos en Ramala, Belén, Hebrón, Tulkarem, Qalandia y la franja de Gaza y se saldaron con medio centenar de heridos. Aunque lo peor está por llegar en la jornada de hoy, declarada ya como un nuevo ‘viernes de la ira‘.

Salvo sorpresa de última hora, los disturbios palestinos de ayer fueron solo un ensayo de lo que puede llegar hay preparado para hoy. ‘Día de la ira’ y ‘primera jornada de la nueva intifada’, así se ha bautizado ya esta jornada, que coincide con el día sagrado musulmán. Miles de jóvenes de Cisjordania y Gaza participan en las manifestaciones convocadas por las principales organizaciones.

La actitud de las fuerzas palestinas puede ser determinante

El gran interrogante en este momento es saber si las fuerzas palestinas impedirán o no que los manifestantes alcancen los asentamientos israelíes o los puestos de control militares. Lo más probable es que la policía palestina opte por dar un paso al lado y eso se supondrá el estallido de la violencia.

Está por ver cómo avanza la protesta durante el fin de semana. Será determinante ver si el sábado y el domingo la revuelta de Jerusalén va a más y se convierte, como ya ocurrió en el pasado, en un levantamiento de larga duración. Será clave también la actitud del ejército israelí y si se producen víctimas mortales en las calles.

Varios seguidores del partido paquistaní Jamat queman banderas israelíes y estadounidenses durante una protesta en Karachi
Varios seguidores del partido paquistaní Jamat queman banderas israelíes y estadounidenses durante una protesta en Karachi (Rehan Khan / EFE)

Algunos medios de comunicación árabes, entre ellos el canal qatarí Al Yazira, acusan a EE.UU. de haber acabado con el proceso de paz y de llevar a los palestinos a una segunda Nakba, el exilio al que fueron forzados en 1948 al crearse el Estado de Israel.

Ismail Haniye, jefe político de Hamas, hizo ayer un llamamiento a los palestinos para mostrar su rechazo al anuncio estadounidense. Hamas hizo un llamamiento a la violencia, todo lo contrario que el presidente palestino, Mahmud Abas, quien apoya las protestas civiles pacíficas y no armadas. Aunque más claro aún ha sido Naser el Kidua, sobrino del líder histórico Yasir Arafat: Expresar nuestra ira, sí; usar la violencia, no”.

Israel ha reforzado sus efectivos de seguridad ante los llamamientos de Hamas a un viernes de la ira palestina y la declaración de Yihad Islámica. Muchos de los manifestantes que ayer protagonizaron disturbios en las calles de Belén se mostraron a favor del tercer levantamiento palestino, justamente cuando se conmemora el 30 aniversario de la creación de Hamas y de la primera intifada.

Loading...