Inicio Actualidad Los Hispanos debutan con goleada en el Mundial (23-33)

Los Hispanos debutan con goleada en el Mundial (23-33)

Los Hispanos se impusieron por 23-33 a Bahréin en el primer partido del Mundial 2018 en un choque que pudo haber acabado en goleada si no llega a ser por el portero asiático. España inicia con buen pie el torneo que ganó por última vez en 2013, cuando el campeonato se celebró en territorio nacional.

Arrancaba el Mundial de balonmano para los históricos Hispanos que hace un año escribían su nombre en las páginas del deporte español al ganar el primer europeo de la historia par nuestro país. Con Jordi Ribera al frente, los Entrerríos, Cañellas, Aguinagalde, Sarmiento, Solé y compañía se estrenaban contra Bahréin, subcampeona de su continente. 

A priori se antojaba un partido asequible para los Hispanos en este Mundial que se disputa en Alemania y Dinamarca -jugándose éste encuentro en tierras germanas-, pero Bahréin no venía a hacer el primo. La superioridad del combinado español se notó desde el inicio y los de Ribera comenzaron a sacar una buena ventaja desde los primeros minutos. Ferrán Solé -MVP del partido- estaba más en forma que Seedorf después de retirarse y a los 8 minutos ya sumaba cuatro goles en su cuenta.

Por si fuera poco, Corrales echaba el cerrojo a la portería de España, aunque el central Al-Sayyad comenzaba a traer de cabeza a los Hispanos. El avanzado español presionaba muy arriba, permitiendo que Bahréin circulase y se moviese bien en el campo de los de Ribera, pero los asiáticos no lograban acercarse en el marcador y eso era un gran alivio para los intereses nacionales.

Con 11-16 se llegó al intermedio. El partido estaba encarrilado conociendo ya que en el grupo de los Hispanos Macedonia y Croacia habían ganado sus partidos contra Japón e Islandia respectivamente. El partido se reanudaba y atento miraba en la grada Javi Martínez, que aprovechaba que el choque se jugaba en Múnich para asistir y apoyar a sus compatriotas.

Mohamed no fue un problema

En el segundo acto Mohamed, arquero de Bahréin, comenzaba fuerte. Lo único que hacía era confirmar su buena gran mitad, convirtiéndose en uno de los mejores jugadores de su selección en este choque. Para defender la portería de los Hispanos entraba Pérez de Vargas, que no conseguía evitar que el adversario se acercase en el electrónico. Fallaba España arriba, hasta que Gurbindo devolvió la confianza anotadora a los suyos después de varias jugadas erradas.

Aleix Gómez también entraba en acción y permitía poner a los Hispanos 17-23 arriba en el marcador a falta de 15 minutos para que sonase la bocina. Volvía la normalidad con esta diferencia tan cómoda para los de Jordi Ribera, que no verían peligrar el resultado hasta el final. Corría la cuenta atrás y Dani Dujshebaev y Gedeón Guardiola no dejaron escapar el primer partido del Mundial para los Hispanos, que terminaron imponiéndose por 23-33 a Bahréin, y dando un paso hacia su tercera Copa del Mundo tras las gestas de 2005 y 2013.