Los Mossos admiten que existió una ‘comunicación no oficial’ con la Policía belga sobre el imán de Ripoll en 2016

Los Mossos d’Esquadra mantuvieron una comunicación “no oficial” con la policía belga que les consultó si tenían información del imán de Ripoll (GeIrona) Abdelbaki Es Satty, considerado presunto cerebro de los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona), y se limitaron a contestar que no tenían datos, han puntualizado fuentes de la Consejería de Interior de la Generalitat.

La pregunta de la policía belga la recibió Daniel Canals, jefe de la Unidad de Análisis Estratégicos de la comisaría general de información de los Mossos d’Esquadra en marzo de 2016, informa El País que cita fuentes de la lucha antiterrorista.

El ‘número dos’ de la inteligencia catalana respondió por correo electrónico el 8 de marzo de 2016 sobre las posibles conexiones del imán con el terrorismo yihadista. “No es conocido” fue la contestación de Daniel Canals, si bien una persona con el mismo apellido -su primo Mustafa es Satty- habiá sido investigado por sus vínculos yihadistas en la Operación Chacal de 2006, en la que fue absuelto por la Audiencia Nacional.

En un principio la Consejería catalana dijo que no se había recibido ninguna petición de las autoridades belgas sobre datos de Es Satty, que murió en la explosión de una casa en Alcanar (Tarragona) donde presuntamente se estaban preparando explosivos y es considerado el cerebro de los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) del 17 y 18 de agosto pasados.

Según precisan ahora las citadas fuentes oficiales de Interior, hubo un contacto -que en ningún caso fue una alerta o aviso- por email de manera informal hace más de un año entre un policía belga y un mando de la Comisaría General de Información de los Mossos, y la respuesta que dio el policía catalán fue que no tenían ninguna información sobre Es Satty.

Este miércoles, el Ministerio del Interior afirmó no haber recibido ninguna petición por parte de Bélgica sobre el imán y según fuentes de la lucha antiterrorista, ni la Policía Nacional, ni la Guardia Civil tienen constancia de haber recibido ninguna pregunta de Bélgica sobre el citado imán.

El alcalde de Vilvoorde, Hans Bonte, reiteró este miércoles sus afirmaciones frente a este desmentido e insistió en que la Policía de este municipio belga contactó con la Policía de Barcelona una vez que tuvo conocimiento del comportamiento sospechoso del imán Es Satty.

“Lo confirmo”, dijo Bonte en declaraciones a Europa Press. Además, el alcalde de Vilvoorde detalló que la pregunta fue formulada por la Policía de Vilvoorde-Malechen a la “policía barcelonesa”.

Loading...