Los Mossos afirman que información policial europea no fluye de Madrid a Catalunya

El mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, ha advertido este lunes de que la policía catalana no sale “bien librada” en el reparto de la información de organismos de seguridad europeos por parte de la Policía Nacional: “la información que afecta a Catalunya no pasa de Madrid hacia aquí, no fluye”.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Trapero ha lamentado que los Mossos d’Esquadra apenas sabían nada del imán de Ripoll (Girona) Abdelbaki Es Satty, supuesto cerebro de la célula terrorista que perpetró los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona), según un comunicado de la emisora. “Del imán de Ripoll sabíamos muy poco, por no decir prácticamente nada. Sabíamos el nombre de pila”, ha lamentado el mayor, que ha asegurado que si los Mossos d’Esquadra hubiesen tenido esta información, la habrían trabajado.

En este sentido, Trapero ha detallado que la información policial procedente de otros países, como del ámbito europeo, llega “por una ventanilla controlada por el Cuerpo Nacional de Policía, que la reparte”. “En este reparto, el cuerpo de Mossos no suele salir bien librado y esto quiere decir que la información que afecta a Catalunya no pasa de Madrid hacia aquí. No fluye. Esto es así y no me lo puede discutir nadie”, ha denunciado.

El mayor también ha advertido de que los Mossos d’Esquadra no tienen actualmente conocimiento de ninguna investigación del Ministerio de Interior sobre los imanes en Catalunya.

En la entrevista, Trapero también ha desmentido que la Guardia Civil les pidiera intervenir en Alcanar (Tarragona) tras la explosión de la casa en la que la célula preparaba los explosivos para cometer un atentado de gran envergadura en Barcelona.

También ha insistido en que en los primeros momentos tras la explosión, ocurrida la madrugada del 17 de agosto (horas antes de los atentados), no había pistas sobre que se estaban preparando explosivos en la vivienda y ha afirmado que la juez no les ordenó investigar en esta línea, si bien ha reconocido que la magistrada sí les preguntó si con una bombona de butano se podía preparar una bomba.

El mayor de los Mossos d’Esquadra ha insistido en que la mezquita de Ripoll no es un “entorno conflictivo” y ha apuntado que los terroristas optaron por la estrategia de intentar pasar desapercibidos simulando su plena integración en la sociedad, para ocultar su radicalismo.

“Los terroristas han engañado a todo el mundo, a la familia y a los amigos. A la policía también. Su comportamiento es como de una secta”, ha indicado el mayor, que ha anunciado que, tras este atentado, los Mossos impulsarán reformas en sus mecanismos de detección de riesgo de la amenaza terrorista para tratar de localizar a sospechosos que optan por simular su plena integración.

En la entrevista, Trapero ha evitado dar detalles sobre la actual situación de la investigación, pero sí ha afirmado que por ahora no tienen ningún elemento que les permita trabajar con la hipótesis de que Younes Aboyaaqoub recibiera ayuda tras huir de la Rambla de Barcelona.

“Desde el jueves hasta el lunes, cuando se le localiza, pensamos que los únicos contactos que tuvo con personas no fueron precisamente para ayudarle, sino con una mujer para robarle el coche (no lo logró). Se intentó también colar en una casa, pero no porque tuviera apoyo de nadie”, ha indicado.

Loading...