Inicio Actualidad Los partidos cierran la campaña buscando convencer al 30% de indecisos

Los partidos cierran la campaña buscando convencer al 30% de indecisos

Punto y final a 15 días de campaña electoral en Andalucía, con muchas dudas aún por resolver y con unos sondeos que no coinciden en el resultado que se puede producir este domingo cuando cierren los colegios. Todo indica que a 24 horas de la jornada electoral aún hay un 30% de indecisos, lo que deja abiertos todos los escenarios.

En lo que coinciden todas las encuestas es en que Susana Díaz volverá a ganar las elecciones, manteniendo al PSOE como la primera fuerza política en Andalucía. Perderá votos y escaños, hasta diez según algunas encuestas, y estará obligada a pactar si quiere seguir presidiendo la Junta. Pero Díaz no es la única en el PSOE que se juega mucho en estas elecciones. El resultado será mirado con lupa en Ferraz y en La Moncloa, ya que el termómetro andaluz servirá de base a Pedro Sánchez para convocar más pronto o más tarde elecciones generales.

Partido Popular y Ciudadanos rivalizarán por la segunda plaza en estos comicios. La candidatura del naranja Juan Marín partió con mucha fuerza al inicio de la campaña, pero ha ido perdiendo fuelle en los últimos días. Aunque el sorpasso aún es posible, cada vez parece menos probable que el PP de Juanma Moreno pierda la jefatura de la oposición. En Génova también estarán muy pendientes de los resultados de su candidato, ya que son las primeras elecciones de Pablo Casado al frente del partido.

Teresa Rodríguez, candidata de Adelante Andalucía, también se juega mucho en estas elecciones. Presentó un pulso a la dirección nacional de Podemos, quitando las siglas de la formación morada de la candidatura contra la voluntad de Pablo Iglesias y Pablo Echenique. De momento, Rodríguez ha dicho que no iba a apoyar a Susana Díaz, e incluso le ha advertido que pedirían su cabeza a cambio de apoyar al PSOE para formar gobierno.

La gran sorpresa de este 2-D  puede ser VOX. Las encuestas dan a la formación de Santiago Abascal entre uno y cinco escaños, lo que supondría su irrupción en la vida institucional de nuestro país. VOX ha sido uno de los partidos que más ha llenado sus actos electorales, lo que ha generado preocupación entre el resto de fuerzas políticas y el Gobierno, cuya vicepresidenta, Carmen Calvo, ha calificado de “inconstitucional” al partido de Abascal.