Los precios de los pisos de lujo pueden bajar un 20% en Barcelona por la crisis catalana

La incertidumbre causada por la tensión independentista puede desinflar las “burbujas inmobiliarias localizadas” de las que advertía el martes la agencia de clasificación de riesgos Fitch. Según Emmanuel Virgoulay, socio de la inmobiliaria de lujo Barnes Spain, el precio medio de la vivienda de lujo en Catalunya podría bajar hasta un 20% en los próximos meses por la confluencia de una posible bajada de la demanda y un perfil de viviendas en venta que ha multiplicado los precios a la vez que se adapta poco a las necesidades de los compradores. Según la agencia, especialmente activa alrededor del Turó Park, lo que predomina ahora en el mercado son pisos muy amplios, de 400 m2o más, por los que se piden unos 4 millones de euros.

“En los últimos dos años el mercado de la vivienda de lujo en Catalunya ha estado viviendo una burbuja. La escalada constante de los precios en Barcelona ha llevado a muchos vendedores a pedir precios por su vivienda parecidos a los de París (4 millones de euros por un dúplex de 345 m2cerca de los Campos Elíseos)”, explica Virgoulay.

La zona alta ha vivido una burbuja, con pisos de 400 m2 por los que se piden 4 millones de euros, según Barnes

A su juicio en los últimos días ha empezado a cambiar el tono del mercado, que “ha pasado de estar dominado por los vendedores a ser un mercado de los compradores. Por este motivo, serán justamente los compradores que dispongan de liquidez importante los que van a determinar los precios de venta en los próximos meses”, explicó.

El mercado de los pisos de lujo se verá impactado también por la pérdida de sedes empresariales, que puede reducir la demanda de pisos de alquiler ya que muchos de estos inmuebles los adquieres inversores que esperan ponerlos a disposición de inquilinos con alto poder adquisitivo. Actualmente, señala Barnes, el alquiler no nota la crisis política, con una estabilización de las rentas y una demanda que mantiene su tendencia al alza.

Virgoulay recordó sin embargo que “independientemente de lo que pase, nadie quitará la esencia de Barcelona: cultura, arte, gastronomía, mar, clima… Siempre habrá inversores interesados en Catalunya, por lo que el mercado no se va a colapsar. Las crisis siempre generan nuevas oportunidades de negocio, como la de Lehman Brothers en el 2008”.

Loading...