Los presos de ETA se ‘independizan’ de sus abogados

Hace un año, Sortu pidió a los presos de ETA que iniciaran la petición de permisos individuales a Instituciones Penitenciarias con el fin de lograr más beneficios penitenciarios que hasta la fecha. Entonces, esa estrategia no fue escuchada por los defensores de los terroristas, que apostaban por recursos conjuntos como mecanismo de presión. Ahora, los etarras han tomado otro camino.

Así lo confirman técnicos de Instituciones Penitenciarias consultados por El Confidencial Digital, que interpretan el último comunicado interno como “un aviso” de EPPK a aquellos que, hasta ahora, han liderado los pasos a dar durante los últimos años: “Por primera vez, reconocen que la estrategia de sus abogados no es la adecuada y dan un paso más”.

A partir de ahora, señalan las fuentes consultadas, el colectivo se abre a la oportunidad de solicitar, a título personal, beneficios penitenciarios, desvinculándose de la estrategia tradicional de ETA, y de negociar directamente con las autoridades, caso a caso, cada acercamiento o tramitación de los terceros grados.

Un giro importante en la estrategia del colectivo que pretende lograr “más avances” en el actual “proceso de paz” para los presos de ETA, sin someterse, eso sí, a la llamada “vía Nanclares”, siempre criticada por el colectivos.

Aún faltan por cumplir dos condiciones

El cambio de discurso del colectivo de presos ha sido recibido con cierto escepticismo por parte de los técnicos de Prisiones que, pese a todo, consideran un “gran giro” en la estrategia histórica de los miembros de ETA.

No obstante, desde Instituciones Penitenciarias recuerdan a los presos de la banda terrorista que aún faltan por cumplir dos condiciones para lograr beneficios como el acercamiento o los terceros grados: el reconocimiento del daño causado y la colaboración con la Justicia. Dos escenarios que han sido descartados por EPPK.

En ese sentido, las fuentes consultadas por ECD recuerdan que los presos que han gozado de permisos penitenciarios fueron aquellos que abandonaron las tesis del “sector duro” de ETA y se acogieron a la “vía Nanclares” reconociendo el daño causado. Por tanto, la nueva estrategia del colectivo “no es suficiente”.

Loading...