Inicio Actualidad Los presos preparan acciones de protesta contra el juicio del 1-O

Los presos preparan acciones de protesta contra el juicio del 1-O

Los siete independentistas presos en la cárcel de Lledoners preparan diferentes acciones de protesta contra el juicio del 1-O, que consideran radicalmente injusto. No todos están de acuerdo en adoptar las mismas acciones, por eso cada uno decidirá la suya. Para acallar esas discrepancias y proyectar imagen de unidad, han difundido en la tarde de este viernes una foto de grupo tomada el mismo día en el patio de la prisión. 

La Assemblea Nacional Catalana (ANC) propuso inicialmente que los siete se declararan en huelga de hambre por un período de 15 días. Pero no hubo consenso al respecto entre todos ellos. En principio, solo Jordi Sànchez, expresidente de la ANC y diputado suspendido de JxCat, iniciará el ayuno.

Los otros seis (Oriol Junqueras y Raül Romeva, de ERCJosep RullJordi Turull Joaquim Forn, de JxCat, y Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural) elegirán individualmente otras fórmulas de protesta, como por ejemplo negarse a salir al patio o a acudir a los espacios comunes de la cárcel.

Cuixart ha tenido un papel clave en la suavización de las discrepancias tácticas entre los reclusos y en la búsqueda de un consenso entre ellos, según fuentes conocedoras de la negociación. El acuerdo alcanzado establece que los presos “tienen el compromiso de respetar todas las opciones personales para reivindicar y denunciar la injusticia de este proceso judicial”, según un comunicado de Òmnium.

La misma nota hace una referencia velada pero significativa a las diferencias de criterio iniciales sobre las acciones a emprender: “Cada uno de los presos está adscrito a una familia del catalanismo político y esta mirada plural es justamente lo que hace que el día a día en la prisión sea también un aprendizaje en la lucha por la libertad”.

Añade el comunicado que en vísperas de la celebración del juicio, los procesados “quieren trasladar un mensaje de unidad y serenidad”. “La represión, en forma de reclusión penitenciaria, no ha debilitado sus convicciones y se preparan a conciencia para afrontar el juicio a la democracia”, señala.