Los primeros alcaldes investigados no declaran

El alcalde de Oliana (Lleida), Miquel Sala, ha sido de el primero en tener que declarar ante la fiscalía por dar su apoyo al referéndum del 1 de octubre. El edil del PDeCAT ha acudido esta mañana a los juzgados de la Seu d’Urgell acompañado de un centenar de políticos de la zona y ha optado por el silencio.

Sala se ha acogido a su derecho de no declarar ante el fiscal por su colaboración con el 1 de octubre, al igual que ha hecho el alcalde del Pont de Suert (Lleida), Josep Antoni Troguet. Ellos forman parte de los 37 alcaldes catalanes que ya han sido citados a declarar para los próximos días.

Están siendo investigados por anunciar que facilitarán locales para que se pueda realizar el referéndum independentista, pese a haber sido suspendido ya por el Tribunal Constitucional. El siguiente de la lista será Marc Solsona, responsable del ayuntamiento de Mollerussa (Pla d’Urgell). Todos ellos están citados el mismo día en que expira el plazo dado por el Gobierno a la Generalitat para que justifique los gastos no esenciales.

En la llegada a los juzgados de Miquel Sala se han escuchado cánticos de “votaremos”, “no tenemos miedo” y hasta la canción de ‘L’Estaca’. Entre el público estaban la senadora del PDeCAT, Maite Rivero, y los presidentes de los consells comarcals de Alt Urgell y Alta Ribagorça.

Según informa en su página web la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), los alcaldes han sido citados a declarar entre hoy y el próximo lunes en las fiscalías territoriales de Tarragona, Lleida, Girona y Barcelona y, en el caso de los diputados del Parlament aforados, en la Fiscalía Superior de Justicia de Catalunya. Además, entre los próximos días 20 y 25 de octubre, han sido llamados a declarar otros 34 alcaldes de toda Catalunya, en las fiscalías territoriales o provinciales.

Loading...