Los querellados de la Mesa alertan que el Gobierno “va a por todo un pueblo”

Los querellados de la Mesa han criticado este mediodía la decisión del TSJC de admitir a trámite las querellas por haber tramitado la ley del Referéndum. La presidenta Carme Forcadell, el vicepresidente primero, Lluís Guinó, y los secretarios Ramona Barrufet, Anna Simó y Joan Josep Nuet han comparecido desde el Parlament para replicar a la Justícia que “no convertirán la Mesa en un Tribunal Constitucional en miniatura para evitar el debate parlamentario”. Especialmente duro ha sido Nuet quien ha acusado al “PP y a sus jueces de ir a por todo un pueblo”.

Forcadell ha insistido que es un “hecho insólito” una querella por permitir un debate parlamentario. A pesar de las querellas, Forcadell ha advertio que “nos negamos a convertirnos en censores de un Gobierno que es incapaz de resolver políticamente los conflictos”. “No renunciaremos a nuestras funciones”, ha remachado. “Ningún tribunal decidirá el futuro de este país”, ha concluido.

Los cinco miembros de la Mesa querellados en rueda de prensa en el Parlament.
Los cinco miembros de la Mesa querellados en rueda de prensa en el Parlament.
(Núria Julià / ACN)

Por otro lado, la decisión del TSJC de no abrir diligencias por malversación es “positiva”. “La Fiscalia sólo quería penas de prisión”, ha indicado. En este aspecto, ha sido especialmente duro el confluente Nuet. “Con la decisión del Fiscal sólo busca destrozar nuestras vidas porque saben que nuestras ideas son difíciles de destrozar, pretenden acabar con nosotros”, ha acusado.

“Se quiere acabar incluso con los que no son independentista, porque el PP y sus instrumentos judiciales van a por todo un pueblo, a los que quieren votar y a los que no”, ha enfatizado . “Ante esto no cabe la indeferencia”, ha sentenciado para remarcar que lucharán antes las “querellas y los jueces enviados por los políticos que tienen cobardía para no sentarse en la mesa y mucha valentía para esconderse tras los jueces”.

Loading...