Los rostros del horror

    El Instituto Anatómico Forense de Coimbra no da abasto. Los 62 víctimas mortales del que todos llaman el infierno de Pedrogao Grande han ido llegando desde el domingo, pero las labores de identificación son lentas, tal es estado en el que se encuentran los cuerpos. “Están completamente carbonizados”, señala un portavoz de la institución. “Va a ser muy difícil”, reconocen.

    Hasta el mediodía de hoy, se han identificado a 24 personas, entre ellas una niña de pocos años, que murió quemada en la aldea Mártir, ante los ojos horrorizados de su madre. Esta sufre grave quemaduras en brazos, piernas y cara, cuando intentaba sacar a su pequeña de la casa. Una vecina le impidió acceder al ver a la niña en llamas.

    Una casa destruida durante el incendio en la aldea dePobrais, en Pedrogao Grande Una casa destruida durante el incendio en la aldea dePobrais, en Pedrogao Grande (Patricia De Melo Moreira / AFP)

    Las tareas de identificación serán muy lentas

    También se conoce la identidad de la joven Carmen Henríquez, que murió en el interior de su vehículo. Según fuentes de protección civil, al parecer viajaba con su novio cuando el fuego les envolvió por completo. De él aún no hay noticias.

    No se conoce aún la identidad del resto, la mayoría, señalan las citadas fuentes, turistas locales que iban a pasar el fin de semana en esta preciosa zona de bosque, con playas fluviales. Por el momento, ha trascendido que en la aldea Mártir fallecieron 11 vecinos, al quedar “completamente rodeados por el fuego”, señalan.

    11 vecinos murieron en la aldea de Martir al quedar “completamente rodeados por el fuego”

    Una zona devastada por un incendio forestal en Canical, cerca de Alvares / AFP PHOTO / MIGUEL RIOPA Una zona devastada por un incendio forestal en Canical, cerca de Alvares / AFP PHOTO / MIGUEL RIOPA
    Loading...