Inicio Actualidad Los trabajadores de una empresa del caso del 3% se van a...

Los trabajadores de una empresa del caso del 3% se van a la huelga

Barcelona, 30 de octubre de 2020 (22:08 CET)

El caso del 3% relacionado con la financiación de Convergència y la pandemia de coronavirus han puesto en una situación crítica al Grup Soler, un grupo empresarial familiar con sede en Sallent (Barcelona). Unos 350 trabajadores de sus empresas han anunciado una jornada de huelga para el próximo martes en protesta por los impagos salariales.

A Jordi Soler, presidente del grupo, se le acumulan los problemas sobre la mesa: el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata pide responsabilidades a su empresa por la trama del 3% y ahora parte de sus trabajadores se declaran en huelga.

Esta es la misma empresa que, en 2015, pagó el viaje en jet privado a un grupo de VIPs para que pudieran asistir a la final de Champions de aquel año entre el Barça y la Juventus. Entre los pasajeros estaba el sindic de greuges, Rafale Ribó, y su hija. Ribó reconoció en el parlamento catalán haber recibido este regalo de cerca de 5.000 euros, pero no dimitió como le exigió la oposición.

Una vez destapado el escándalo del caso del 3%, el Grup Soler ya no está para estos regalos. Atraviesa por enormes dificultades.

Conflictividad laboral

La huelga del martes afecta a los trabajadores de las empresas Global Service y Electromecánica Soler y cuenta con el apoyo de los empleados de otras dos empresas, Grup Soler Constructora y Bages Insert, todas con sede en Sallent.

Según informa CC.OO, a los empleados de las dos primeras se les adeudan dos nóminas. Además, Electromecánica Soler está en situación de ERTE por la pandemia. Por lo que respecta a Grup Soler Constructora, tota la plantilla está con un persimiso retribuido, aunque “no cobran nada”, precisa el sindicato. Finalmente, Bages Insert se encuentra en preconcurso de acreedores.

El pasado julio, el juez De la Mata dictó un auto de procedimiento abreviado sobre el caso del 3% para juzgar a diversos exresponsables de la desaparecida Convergència. El procedimiento también se dirige contra el Pdecat y diversas sociedades, entre las que se encuentra Grup Soler. Supuestamente, pagó comisiones a cambio de la adjudicación de obras públicas.

Grup Soler dono más de 600.000 euros a fundaciones ligadas al partido que entonces lideraba Artur Mas.

En junio de 2018, en una declaración ante De la Mata, Jordi Soler reveló el funcionamiento de esta trama. Declaró al juez que para obtener obras era necesario colaborar con las fundaciones del partido, según avanzó el diario El Mundo.