Inicio Actualidad Los tres pasos a seguir para reclamar el impuesto de la hipoteca

Los tres pasos a seguir para reclamar el impuesto de la hipoteca

Este lunes 5 de noviembre el Pleno del Tribunal Supremo determinará si es la entidad bancaria o si son los clientes quienes tendrán que hacer frente al Impuesto de Actos Documentales y Jurídicos (ADJ). Una decisión que no solo será el foco de todas las miradas, también será determinante para el futuro del sector. Es por ello que tanto la banca como el cliente deben tener a mano toda la documentación relativa a su hipoteca para que la reclamación, si es que la hay, sea sencilla.

Y es que el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (notaría, gestoría y registro) puede llegar a alcanzar un entre el 0,5% y el 1,5% dependiendo de la Comunidad Autónoma. Para aquellos créditos de más de 180.000 euros, este impuesto alcanza el 0,75%. Una cantidad que podría rondar entre los 1.000 y 3.000 euros dependiendo de la hipoteca y la autonomía en la que se firmó.

Sin embargo son muchas las dudas que pueden surgir a partir de este lunes: ¿reclamar la devolución de este impuesto tiene un coste? ¿Cuánto tardaré en recibir la devolución?

¿Cuáles son los tres pasos para reclamar?

“Lo primero que debe hacer el cliente es recopilar toda la información relativa a su hipoteca: las escrituras, las facturas y todos los gastos que haya pagado”, afirma Laura Martínez, experta en hipotecas del portal iAhorro. Este es un impuesto que está transferido a CCAA gracias al artículo 68.2 del Reglamento de 1995 del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. A priori, sería Hacienda y el Estado quienes tendrían que devolver el gravamen. No obstante, la sentencia del 18 de octubre de la Sala de lo Contencioso Administrativo anula este artículo por lo que se entiende que en las futuras hipotecas, serían los bancos quienes tendrían que pagar ese tributo. Con toda probabilidad, esto repercutirá sobre el cliente a través de otros costes.

“Si puede reclamar a Hacienda, éste será el paso más sencillo ya que no serán necesarios abogados y no habrá coste de reclamación, será gratis” advierte Martínez. En el peor de los escenario, si finalmente el Supremo determina que es el banco el que paga el tributo, el afectado podría verse en la tesitura de tener que “recurrir a la vía judicial para hacer una reclamación y tendrá que asumir los costes de su abogado”, avisa la experta en hipotecas. “La mayoría de los bufetes cobran entre el 10% y el 20% del dinero que han conseguido recuperar a su cliente y el precio podría variar si el cliente gana con costas o sin costas judiciales” añade.

¿Cuánto tardaré en recibir la devolución?

En el peor de los escenarios y el cliente tiene que reclamar por vía judicial y tomando como referencia los procesos de las cláusulas suelo “puede alargarse unos dos años” afirma Martínez. Sin embargo, si la sentencia es favorable a los clientes, “se podría elevar la sentencia al Tribunal de Justicia Europeo y esperar a esta nueva resolución supondría alargar aún más todos los plazos” explica.

Si en el mejor de los casos es Hacienda quien deber devolver el dinero a los clientes, “los plazos deberían ser más cortos, aunque aún no se han detallado, todo dependerá del trabajo de las Haciendas de las diferentes CCAA por lo que podría haber grandes diferencias entre unas y otras”, detalla Laura Martínez.