Inicio Actualidad Los vinos de Castilla y León triunfan en la Barcelona Wine Week...

Los vinos de Castilla y León triunfan en la Barcelona Wine Week con Tierra de Sabor

Los productos castellano y leoneses son sinónimo de excelencia y calidad. El territorio castellano y leonés es tierra de vinos y bodegas y cuenta, ni más ni menos que con trece Denominaciones de Origen Protegidas, una Indicación Geográfica Protegida que es Vinos de la Tierra (VT), y una Denominación Origen Protegida del Vino (D.O.P) calificada supraautonómica.

Castilla y León cuenta también con nueve Rutas del Vino, rutas certificadas dedicadas a poner en valor too lo referente al mundo vitivinícola y rutas donde el turista puede disfrutar y empaparse de todo lo relacionado a esta cultura ancestral que es claramente uno de los motores de esta tierra.

Esta semana, según hemos podido conocer en THE OBJECTIVE, de la mano de la marca de calidad Tierra de Sabor, los vinos de Castilla y León vuelven a ser una referencia internacional. Gracias a la Consejería liderada por Gerardo Dueñas, ocho denominaciones de origen de la Comunidad están presentes en la Barcelona Wine Week, que se celebra en el Recinto Montjuïc de la Fira de Barcelona desde el lunes y hasta hoy, miércoles.

El director general del Itacyl, Rafael Sáez, ha visitado las 35 bodegas y 8 figuras de calidad representadas bajo la marca del corazón amarillo, como muestra de la apuesta del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl) -dependiente de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural– por la promoción de los productos regionales en estas ferias internacionales de reconocido prestigio.

Barcelona Wine Week

En concreto, en la Barcelona Wine Week están presentes las denominaciones de origen de El Bierzo, León, Ribera del Duero, Rueda, Toro, Tierra del Vino de Zamora y Cigales, así como la Denominación de Origen Protegido (DOP) Sierra de Salamanca.

Una gran representación del sector del vino de Castilla y León, que es uno de los pilares de la economía de la Comunidad, con una facturación que supera los mil millones de euros (uno de cada cuatro vinos de calidad que se comercializan en España provienen de Castilla y León), emplea a más de 18.000 personas y contribuye a fijar población en el mundo rural.

Por todo ello, es de vital importancia impulsar, con ferias como esta, el desarrollo de esta actividad vinculada estrechamente a la zona de producción, también, como medida de lucha contra la despoblación.