Luksic recurre en Europa la decisión de la JUR de no hacer una valoración definitiva sobre Banco Popular

129

Nuevo capítulo en el litigio sobre la resolución de Banco Popular y su venta a Santander por 1 euro en junio de 2017. Los abogados de la familia Luksic, que reclama 113 millones al Santander en compensación por la resolución del Popular, han recurrido antre el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), con sede en Luxemburgo, la decisión de Elke König, presidenta de la JUR, de no publicar los informes que valorarían al banco en escenarios que no fueran de liquidación.

La resolución del banco y su valoración en estado de liquidación es solamente uno de los escenarios posibles en los que podía incurrir Popular en ese momento, pero la autoridad única de resolución lo tomó como el único factible y descartó los demás sin informar suficientemente de por qué adoptó esa decisión. Según han indicado abogados de Auris, el vehículo inversor de Luksic, y de Roca & Junyent, que ejerce su defensa legal en España, “en septiembre nos dijeron por carta que no habrá un informe definitivo. No hacerlo infringe el artículo 20.11 del reglamento de resolución. Además era una garantía para los afectados, porque ese informe podría acabar en una compensación si finalmente Banco Popular valía más de lo que se estimó. No han querido hacerlo y ante esa infracción hoy siguiendo las instrucciones de Auris hemos hecho un recurso esta misma mañana ante Luxemburgo para que se anule la decisión de la JUR de no realizar ese informe definitivo”, ha indicado el abogado de Roca Roberto Vallina.

Según considera la defensa de la familia chilena, la JUR no tiene base para justificar no realizar ese informe, por lo que el precio de mercado que se dio al banco (en liquidación, por tanto con valor cero o negativo) es solamente uno de los posibles que podría tener. Luksic había comprado 145,4 millones de acciones meses después de la ampliación de capital de 2016. 

Ignacio Bulnes, abogado de Auris, ha señalado que la falta de transparencia del procedimiento de la JUR es inaceptable. “Había un rango que indicaba una valoración positiva de entre 1.300 y 1.800 millones de euros. Eso no es comparable con las valoraciones de 2.000 millones negativos. Muchos de los bancos europeos conocidos e importantes si hoy los pusieran en estado de liquidación tendrían valor negativo. Y Popular, cuando lo resuelven, no estaba en estado de liquidación”. Esta resolución y venta ajustando en negativo el valor del banco afectó a 300.000 accionistas y ha desatado una cascada de demandas por la forma en que se realizó el procedimiento.

En todo el procedimiento sobre el que hay demandas de más transparencia, los abogados de Luksic aseguran que Banco Santander fue finalmente beneficiado con una valoración del Popular que difería de otras que se habían realizado apenas semanas antes.  El banco tenía en ese momento un valor de 1.300 millones en bolsa.

Incumplir la norma

“Se han hecho cuatro resoluciones hasta la fecha con la JUR. Dos de bancos italianos, una de un banco letón y la de Banco Popular. Las tres extranjeras apenas han generado litigiosidad porque había acuerdo sobre el estado de resolución. Con Banco Popular tenemos más de 100 demandas y eso es por algo”, ha insistido Vallina.

“La norma prevé que se tiene que hacer una valoración completa y realista. Pero aquí hay tantas noticias de Popular un año después porque seguimos sin saber que pasó. Le han dado todo el bombo a la valoración 3 que está prevista en la norma pero que no es la relevante porque lo importante es un informe definitivo”.