Inicio Actualidad Lydia Valentín no tiene límites: campeona del mundo en arrancada

Lydia Valentín no tiene límites: campeona del mundo en arrancada

Lydia Valentín sigue haciendo historia. La española se ha proclamado campeona del mundo en arrancada el Mundial de Turkmenistán, donde compite en la categoría de 81 kg, tras realizar un último levantamiento de 113 kg. De esta manera consigue la medalla de oro en un campeonato del mundo por segunda vez en su historia, después de que lo hiciese el año pasado en el Mundial de Anaheim 2017.

Sin embargo esta cita era diferente, ya que ha participado en otro peso. Ha competido en la categoría de 81 kg y el resultado ha sido el mismo: nadie puede con ella. Llegaba algo tocada físicamente, de ahí que haya decidido competir en una categoría superior a la suya, pero eso no le ha impedido volver a lo más alto y demostrar su poderío con un nuevo metal.

La halterófila española arrancó fuerte, con 105 kilos de inicio, y sólo la uzbeca Hakobyan le aguantó el pulso, aunque por poco tiempo. Antes de empezar a competir decidieron bajarle a 104 y al final le terminó saliendo caro (tres nulos). En el segundo intento Lydia subió a 110 y, de nuevo, no falló. El oro ya era suyo puesto que la bielorrusa Naumava se había quedado atrás con 108.

Pero la española no se conformaba con eso y quería el total olímpico, así que en el tercer intento fue a por los 113 para intentar tener una mayor ventaja de cara, puesto que cuanto más diferencia tenga más cerca estaría del total olímpico. Preciso y sin complicaciones, Lydia Valentín levantó los 113 kg para poner punto y final a la prueba de arrancada por todo lo alto. No tiene límites, hace fácil lo difícil y una vez más ha vuelto a dejar a todos boquiabiertos para seguir haciendo historia en el mundo de la halterofilia y lograr su tercer metal en un campeonato del mundo, después de hacerse con el bronce en Wroclaw 2013 y con el oro el año pasado.