Inicio Actualidad Madrid: La normalidad marca las primeras horas del estado de alarma

Madrid: La normalidad marca las primeras horas del estado de alarma

Centenares de madrileños paseaban este sábado a primera hora por Madrid Río, en un recorrido en el que, en cada entrada y salida a la M-30 con la que linda la senda, hay un control policial . La estampa es igual a la del confinamiento de mayo, con la salvedad de que la luz del día no anticipa el verano sino el otoño. Así, con normalidad, ha arrancado el fin de semana en la capital tras el decreto del estado de alarma y después del frenesí de ayer en donde, por unas horas, no hubo restricciones a la movilidad permitiendo a miles de ciudadanos abandonar la urbe para disfrutar del puente del Pilar.

Más de 7.000 agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil conforman el dispositivo de seguridad diseñado por el Ministerio del Interior que controlan los desplazamientos en Madrid y en los otros ocho municipios de la comunidad afectados por el estado de alarma. El operativo en estas primeras horas está discurriendo con normalidad salvo alguna incidencia como la de un conductor localizado en la autopista A-5 que alegó que salía de Madrid para recoger a los niños aunque en su maletero llevaba tres maletas. Los agentes le obligaron a dar la vuelta hacia su domicilio.

Más cara la salió la jugada a otro individuo que, en el mismo punto, se puso “chulo” con los agentes y se negó a dar la vuelta. Fue sancionado por desobediencia, lo que conlleva una multa de 600 euros, según relatan a Efe fuentes policiales.

Con el objetivo de evitar desplazamientos no justificados,el despliegue policial también está controlando los viajes en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas y en la Estación de Atocha, donde se han visto largas colas entre los pasajeros.

Y anoche, en Núñez de Balboa, la zona que se hizo famosa por las manifestaciones de ciudadanos contra el estado de alarma en los meses más duros de la pandemia, también se congregó un grupo de ciudadanos para pedir a Sánchez que deje el Gobierno y censurar como “ilegal” la declaración del estado de alarma. En ambos casos, varios furgones de la Policía Nacional vigilado el desarrollo de las protestas, que se han desarrollado con normalidad y sin incidentes.

Un total de 78.708 vehículos salieron este viernes de Madrid desde las tres de la tarde y hasta las doce de la noche, lo que supone un descenso del 51,8% respecto al mismo viernes de 2015, año en el que coincidieron las fechas del puente del Pilar con las de este ejercicio. Antes de que el Gobierno decretara el estado de alarma en Madrid y otros ocho municipios de la comunidad, las salidas de coches también habían descendido entre las 6 de la mañana y las tres de la tarde, en concreto un 16,63%.

Vuelven las protestas a Núñez de Balboa

La batalla política entre administraciones no da tregua y la consejera de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Eugenia Carballedo, ha señalado este sábado que su Gobierno va a dar cada día al presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, “razones objetivas y técnicas” para que reconduzca la situación y “no insista en este hostigamiento contra la comunidad madrileña”. “Tomar medias desproporcionadas, arbitrarias e injustas no está beneficiando a la Comunidad de Madrid”, ha señalado la consejera, quien ha aseverado que el estado de alarma es fruto de “la absoluta imposición. Ojalá nos hubiéramos podido sentar a dialogar”.

Paralelamente, la Comunidad de Madrid ha publicado una orden, que entrará en vigor este lunes, por la que restringe la movilidad en siete zonas básicas de salud que no están afectadas por el estado de alarma, al ser municipios más pequeños de 100.000 habitantes.Así, a las zonas de Villa del Prado, Humanes de Madrid y Reyes Católicos (en San Sebastián de los Reyes), que estaban en vigor se mantienen, y a ellas se se suman las zonas básicas de Arganda del Rey (Arganda del Rey), Sierra de Guadarrama (Collado Villalba), Colmenar Viejo Norte (Colmenar Viejo), y Valleaguado (Coslada), según ha publicado el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) este sábado.

En estas zonas básicas, se establece la restricción de entrada y salida en el perímetro del municipio salvo en situaciones concretas: por motivos laborales, médicos, accesos a centros educativos, regresar a la zona residencial; asistencia a personas mayores, menores o dependientes; acceso a entidades bancarias o de seguros, legales o administrativas; acudir a exámenes o cualquier otra necesidad prioritaria, urgente o de fuerza mayor. Como venía ocurriendo en las semanas anteriores, se desaconsejan los desplazamientos y actividades no imprescindibles.

Con todo ello, la asociación Hostelería Madrid prevé que el Puente del Pilar “sea bueno” para la hostelería de la ciudad incrementando su facturación hasta un 25 por ciento respecto a otros fines de semana gracias al buen tiempo y la aplicación de estado de alarma. Así, los empresarios esperan recibir a los madrileños que, “confinados en Madrid decidan salir a disfrutar de su ciudad sin turistas y sin visitantes”. Este incremento de afluencia de público generará una facturación total de 44,6 millones de euros en la hostelería de la ciudad durante todo el puente.

A pesar de tener el aforo limitado al 50% en el interior de los 19.200 locales de la ciudad, al 50% en las más de 7.000 terrazas, y no poder ofrecer servicio en barra, los empresarios esperan que la festividad del Puente anime a los madrileños a salir y a disfrutar de la ciudad y de su gastronomía con la máxima responsabilidad.

Con las nuevas restricciones y el adelanto de cierre de los locales a las 23 horas en las zonas confinadas, desde la hostelería de Madrid y la asociación de cocineros y reposteros (Facyre) se está desarrollando una campaña de sensibilización para invitar a adelantar los horarios de cenas a partir de las ocho. Bajo el hashtag #EnMadridSeCenaDesdeLas8, cocineros y empresarios madrileños invitan a los clientes a acudir a cenar a partir de las ocho.

Por su parte, el sindicato de enfermería SATSE Madrid, que inició hace tres días una huelga indefinida a la que estaban llamados 30.000 enfermeros, ha anunciado este sábado la decisión de aplazarla en “un ejercicio de responsabilidad ante el Estado de Alarma decretado por el Gobierno de España”. Así lo ha anunciado este sábado el sindicato mayoritario en la sanidad madrileña, tras la huelga iniciada el 7 de octubre en todos los centros sanitarios y en las residencias públicas, con servicios mínimos de entre el 70% y el 100% que según Satse son “desproporcionados” y vulneran su derecho de huelga.

La Policía ya ha empezado a imponer multas a quien se salta el estado de alarma

¿Apruebas el estado de alarma en Madrid?