Inicio Actualidad Madrid levanta parcialmente algunas restricciones por la marcada tendencia descendente

Madrid levanta parcialmente algunas restricciones por la marcada tendencia descendente

Madrid presenta una incidencia de 328 casos por cada 100.000 habitantes . Con este titular ha arrancado este viernes la rueda de prensa del viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero quien se ha mostrado optimista ante “la bajada del 66,22%” dado que “ninguna zona básica de salud tiene, en la actualidad, una incidencia acumulada de 500 o más casos por 100.000 habitantes”, ha señalado.

Los buenos datos, sin embargo, no se traducen en planes a medio plazo. Tal y como ha reconocido el propio Zapatero, la Consejería de Sanidad “no tiene todavía ninguna decisión en relación al puente de diciembre”. “A todos nos encantaría que la Navidad fuera ‘lo más normal posible’, pero siempre decidiremos lo que sea lo mejor para la salud de los madrileños”, ha añadido. “Pero debemos seguir siendo cautos y mantener el pie en el freno hasta que nos acerquemos al horizonte en el que se vislumbra la vacuna”.

Acompañado por la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, Zapatero ha afirmado que Madrid insistirá en su estrategia de confinamientos selectivos y de realizar pruebas diagnósticas. Se mantiene, por tanto, el toque de queda a partir de medianoche, al tiempo que se recomienda mejorar la ventilación de espacios cerrados. ”Es vital seguir reduciendo al mínimo los movimientos de la población”, ha enfatizado Andradas.

Seis en la capital y el resto en Torrejón, Guadarrama y Parla

El descenso experimentado permite a la Comunidad levantar parcialmente las restricciones de movilidad y a la actividad a partir de las 00.00 horas del lunes en un total de 10 zonas básicas de salud:

Brújula (Torrejón de Ardoz), El Espinillo (Madrid), Guadarrama (Sierra de Guadarrama), Las Fronteras (Torrejón de Ardoz), Peñaprieta (Madrid), Rafael Alberti (Madrid), San Andrés (Madrid), San Blas (Parla), San Cristobal (Madrid), Vinateros-Torito (Madrid)

Por contra, la Dirección General de Salud Pública sí mantiene las restricciones extraordinarias de entrada y salida y sólo por causas justificadas en las siguientes zonas básicas de salud. En Madrid capital son Núñez Morgado (distrito de Chamartín), Guzmán el Bueno (Chamberí), Entrevías, Pozo del Tío Raimundo, Alcalá de Guadaíra, y Numancia (Puente de Vallecas); Daroca (Ciudad Lineal), Pavones y Vandel (Moratalaz), Puerta del Ángel (Latina), Virgen de Begoña (Fuencarral-El Pardo) e Infanta Mercedes y Villaamil (Tetuán).

También se mantiene con límites todo Collado Villalba por tener afectadas sus zonas de Villalba Pueblo, Collado Villalba Estación y Sierra de Guadarrama; Majadahonda por Majadahonda-Cerro del Aire y Valle de la Oliva; San Juan de la Cruz (Pozuelo de Alarcón); Pintores (Parla); Colmenar Viejo Norte (Colmenar Viejo); la zona básica de Morata de Tajuña (Morata de Tajuña); Doctor Tamames y Barrio del Puerto, en Coslada; y los municipios de Galapagar, Alpedrete, El Boalo-Cerceda-Mataelpino, Villarejo de Salvanés, Colmenar de Oreja, Chinchón, Villaconejos, San Martín de Valdeiglesias, Pelayos de la Presa, y Moralzarzal.

¿Cuáles son las restricciones?

En estas zonas los ciudadanos pueden desplazarse por la vía pública dentro de los perímetros del área afectada, para lo que ya hay dispositivos de colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Respecto a los lugares de culto, el aforo se establece en un tercio. En los velatorios podrán estar un máximo de 15 personas en espacios al aire libre y 10 personas en el caso de ser lugares cerrados.

Asimismo, los aforos y horarios de actividad se mantienen como en el resto de la región (por regla general al 50%) y se suspende temporalmente la actividad de los parques infantiles de uso público.

Estas medidas, no obstante, se acompañan de un refuerzo de la prestación asistencial y de la vigilancia epidemiológica en estos núcleos de población, intensificando la detección activa de casos y contactos estrechos mediante un incremento en la realización de pruebas diagnósticas.

También se potencia la colaboración con los municipios para el desarrollo de acciones conjuntas de información y mediación con la población vulnerable a través de los dispositivos socio-asistenciales; y se procede a la notificación y control del cumplimiento de aislamientos y cuarentenas con el apoyo de la policía local u otros cuerpos y fuerzas de seguridad.