Inicio Actualidad Madrid recurrirá ante el Supremo la decisión del Gobierno de denegarle el...

Madrid recurrirá ante el Supremo la decisión del Gobierno de denegarle el pase a fase 1

Isabel Díaz Ayuso

La polémica en torno a la doble negativa por parte del Gobierno central de permitir a la Comunidad de Madrid el pase a la fase 1 de la desescalada, ampliamente contestada desde el Gobierno regional, va a llegar al Tribunal Supremo toda vez que, tras un Consejo de Gobierno reunido con carácter extraordinario esta tarde, la Comunidad de Madrid ha decido interponer un recurso ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo contra la decisión del Ministerio de Sanidad. Así lo ha informado el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ya había anticipado la semana pasada que el Ejecutivo autonómico estaba estudiando con sus servicios jurídicos la interposición del recurso por entender que la decisión no se sujetaba en criterios técnicos aplicados de forma homogénea a todo el territorio. Por su parte, el vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado, hoy ha vuelto a manifestar sus dudas de que el Gobierno permita pasar a la región a las fase1, aludiendo a la falta de criterio técnico, lo que deja la decisión como una cuestión política.

A este respecto Aguado se ha referido a las palabras de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, quien aseguró que a la región se le permitieron medidas de alivio para que no se pensase que se estaba produciendo un agravio.

Esta decisión de recurrir ante el Supremo, llega tras las continuas quejas y reclamaciones por la falta de transparencia del Gobierno, que entre otras cosas se ha negado reiteradas veces a hacer públicos los nombres del Comité de Expertos y los criterios en los que basan sus decisiones. Estas críticas no llegan sólo desde el Gobierno regional, sino de otras comunidades autónomas o desde el Ayuntamiento de Madrid.

En relación con la primera solicitud de cambio a la Fase 1, la Comunidad de Madrid no tiene constancia de que exista ningún informe que motive el rechazo a la petición de progresión a la Fase 1, lo que podría suponer un defecto grave. En cuanto a la segunda solicitud, el informe de la Dirección General de Salud Pública del Ministerio de Sanidad es posterior a la comunicación de la decisión a la Comunidad de Madrid y, además, las razones que esgrime el informe para motivar la denegación no tienen relación directa con los indicadores del llamado Plan para la Transición a una Nueva Normalidad.

Por otro lado, la Comunidad de Madrid tiene dudas razonables acerca de que los indicadores se estén aplicando de manera homogénea para todas las comunidades autónomas por parte del Ministerio de Sanidad, lo que le hace cuestionarse la validez jurídica de la decisión, tanto desde el punto de vista técnico como desde el punto de vista del respeto al principio de igualdad.

De hecho, el Gobierno regional considera que cumple, desde que lo solicitó por primera vez, todos los requisitos técnicos que exige el Ministerio para poder acceder a la Fase 1 de la desescalada.

De acuerdo con los datos que maneja la Comunidad de Madrid, los indicadores de salud, la capacidad de detección y seguimiento de nuevos contagios, así como la capacidad estratégica del sistema sanitario madrileño para hacer frente a un eventual rebrote del COVID-19, permitirían ya el cambio de fase.

Así, el Gobierno madrileño entiende que la forma en la que se han tomado las decisiones desde el Ministerio de Sanidad que niegan a la Comunidad de Madrid el cambio de fase podrían vulnerar varios principios y normas esenciales de nuestro ordenamiento jurídico, lo que justifica la presentación del recurso contencioso-administrativo por parte de la Comunidad de Madrid.