Inicio Actualidad Madrid retrasa este jueves el toque de queda y flexibiliza el horario...

Madrid retrasa este jueves el toque de queda y flexibiliza el horario de cierre de la hostelería

La Comunidad de Madrid retrasa desde este jueves el comienzo del toque de queda de las 22:00 a las 23:00 horas y permite el cierre de la hostelería a esa misma hora en lugar de a las nueve, como ocurría hasta ahora.

El viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, avanzó estas medidas de flexibilización el pasado viernes, aunque condicionó la decisión a la evolución de la incidencia acumulada de casos de coronavirus en esta tercera ola.

Tras constatar una bajada de los casos, han decidido aplicar las medidas previstas. De este modo, a partir del jueves los bares y restaurantes pueden permanecer abiertos hasta las 23:00 horas. Deberán, eso sí, cumplir con la condición de que no podrán admitir nuevos clientes a partir de las 22 horas.

Del mismo modo, la Comunidad de Madrid mantiene el máximo de seis personas por mesa únicamente en las terrazas y la obligación de llevar mascarilla en el interior del local, excepto cuando se esté consumiendo.
Otra excepción en los horarios son los establecimientos que prestan actividades esenciales, como farmacias, centros sanitarios, clínicas veterinarias o gasolineras, que podrán abrir hasta más tarde.

Por otra parte, los cines, teatros, auditorios, circos de carpa, salas multiusos polivalentes, «espacios similares» y lugares de culto podrán terminar su actividad después de las diez de la noche si los asistentes respetan el toque de queda.

Además, continúan en vigor desde el jueves otras medidas como la prohibición de reuniones de personas no convivientes en domicilios, salvo excepciones, como las parejas y matrimonios que vivan en domicilios distintos o las personas que viven solas, que podrán reunirse con una única unidad de convivencia.

En toda la región se mantienen los aforos de lugares de interior al 50% y también en los espacios de ocio de los centros comerciales, que pasan del 75% al 50%. Además, continúa suspendido el servicio en barra en la hostelería.

Otras excepciones contempladas a la norma general del 50% son un 75% en teatros, cines y otras instalaciones culturales, un 40% en las salas multiusos polivalentes (como el Wizink Center), las terrazas al aire libre que permanecen al 75%, y los centros de formación no reglada, también al 75%.