Malena Costa y Mario Suárez se casan por sorpresa en Mallorca

El futbolista convocó a sus familiares y amigos sin revelar que asistirían a su boda con la modelo

Es una de las grandes noticias del papel cuché de este verano, aunque aún falten un par de días para que el estío empiece oficialmente. La modelo Malena Costa y el futbolista Mario Suárez se casaron por sorpresa el pasado viernes en Mallorca, según adelantaba ayer el diario «Última Hora». Literalmente por sorpresa, pues las personas que finalmente acudieron a la ceremonia ni siquiera sabían unos pocos minutos antes que ésta se iba a celebrar.

Mario había convocado con antelación a unas cincuenta personas diciéndoles que quería obsequiar a su pareja con una gran fiesta en la que sólo estarían presentes sus familiares y sus mejores amigos. El lugar elegido para el convite era la terraza del restaurante Mood, un popular local ubicado en Palma desde el que se pueden ver unas preciosas vistas de la bahía de la capital balear. El momento convenido para que tuviera lugar el encuentro era el atardecer. Entre los invitados se encontraban los padres de Malena y los de Mario, así como el futbolista Raúl García, gran amigo de Mario desde que ambos coincidieran como jugadores en el Atlético de Madrid.

Llegó la hora estipulada para la fiesta, con el sol poniéndose lentamente sobre la bahía. Estando ya todos los invitados en la terraza del Mood, hicieron su aparición Mario y Malena, los dos vestidos de blanco. Ella llevaba los ojos vendados e iba de la mano de su pareja. Instantes después, cuando la joven se quitó el pañuelo, todos los asistentes gritaron al unísono «¡Sorpresa!».

La sorpresa se la llevaron, sin embargo, los propios invitados unos instantes después, cuando Mario les pidió que bajasen hasta la playa, en donde había un altar, flores y sillas. Al parecer, el padre de Malena, Gerardo, ofició como «disc-jockey» con gran maestría y destreza. Además, estaba presente el notario Álvaro Delgado, hermano del reconocido político del PP Carlos Delgado.

Y Mario y Malena se casaron. O eso parece. Pues según «Última Hora», cabe la posibilidad de que la ceremonia oficial se hubiera celebrado ya unas horas antes y que el enlace en la playa fuera meramente simbólico. La pareja había retrasado dos veces su boda. El año pasado, cuando supieron que iban a ser padres de una niña, Matilda. Posteriormente, el aplazamiento se produjo este mismo año, al saber que Matilda iba a contar a partir del próximo mes de agosto con un hermanito. En la actualidad, el ahora ya matrimonio vive en Valencia, aunque la pareja siempre ha sentido un gran cariño por Mallorca, lugar en el que nació la modelo.

Y ésta es solo una de las múltiples boda de futbolistas celebradas el pasado fin de semana.

Loading...