Inicio Actualidad María Teresa Verdugo Moreno, la fiscal de Odio cuyo nombre se recordará

María Teresa Verdugo Moreno, la fiscal de Odio cuyo nombre se recordará

Argimiro Santos.- A la atención de doña María Teresa Verdugo, fiscal de Odio en Málaga:

Desde el respeto que mis principios cristianos me enseñaron a tener por las autoridades como usted, quiero expresarle mi sentir por las actuaciones que usted, ilustrísima fiscal, está ejecutando contra el periódico digital, ALERTA DIGITAL, contra su director Armando Robles, y algunos colaboradores más.

Admito que no soy jurista, solo un simple ciudadano, mera plebe, pero frecuentemente me sorprenden y me preocupan algunas actuaciones y sentencias judiciales, de las que soy testigo mudo en estos tiempos.

María Teresa Verdugo Moreno.

Siempre entendí que se debía que la doctrina jurídica enseñaba que a los ciudadanos se nos debería juzgar por los actos, nunca por los sentimientos, cualquiera puede sentir deseo de tener mucho dinero, pero el delito estaría en atracar un banco, el mero sentir nunca podría ser un delito, de otro modo el estado de derecho dejaría de existir y estaríamos expuestos a que cualquier enemigo nos acusara de “sentir”. En la disputa política esto llegaría a convertirse en un totalitarismo presuntamente criminal, pues se podría eliminar al rival, simplemente por sentir. En los totalitarismos comunistas, durante el siglo pasado, si algún ciudadano era acusado de «enemigo del pueblo», desaparecía para siempre, era eliminado. Es muy curioso que ahora, con un gobierno de la nación con representantes comunistas, comience una persecución judicial llena de odio por su parte, que se percibe claramente en sus actuaciones contra ALERTA DIGITAL y su director, Armando Robles.

Un viejo sabio que fue mi maestro durante mi adolescencia, me dijo: «lleva un comportamiento honorable, recto, somos para más de un día». Me estaba diciendo lo que el rey Salomón registró con la siguiente frase: “un buen nombre es como el buen aceite”. Tenga usted en cuenta lo que le digo, doña María Teresa Verdugo: este gobierno apodado Frankestein, será derrotado más pronto que tarde, y su nombre quedará manchado por unas actuaciones que el tiempo dirá si son delictivas o no, en todo caso siempre existirá la duda.

Quizá usted, ilustrísima, crea que no trascenderán sus actuaciones. Hace unos días, el escritor más famoso de España, Arturo Perez-Reverte, denunció públicamente la persecución que están sufriendo los medios de comunicación libres, y a medida que esta persecución a ciudadanos honorables como Armando Robles se siga produciendo, los críticos con sus actuaciones seremos más, y su nombre cada día saldrá peor parado. Y no olvide que ha venido a dar usted con el hueso más duro de roer. El excelente equipo legal de ALERTA DIGITAL está dispuesto a llevar este asunto, y también a usted, a todas las instancias jurisdiccionales internacionales que preciso sean. La Justicia no siempre coincide con lo que es justo.

Desde el máximo respeto que me merece su cargo, le saludo atentamente.