Mario Benedetti, el poeta al que solo le faltó escribir ópera

Publicado 14/09/2017 7:29:33CET

   MONTEVIDEO, 14 Sep. (Notimérica) –

   El lenguaje coloquial, la vida cotidiana, la melancolía y el humor describen la esencia de Mario Benedetti. Con más de 80 obras entre cuentos, ensayos y poesías, muchos llegaron a decir que solamente le faltó escribir ópera. El uruguayo nació tal día como hoy hace 97 años.

   De origen humilde, nació el 14 de septiembre 1920 en Paso de los Toros. Debido a problemas económicos se cambió varias veces de escuela y no pudo terminar sus estudios.

   Para ayudar a su familia, a los 16 años comenzó a trabajar en una tienda de repuestos de automóviles. Opositó y consiguió plaza en la Contaduría General de la Nación y se integró en la redacción del semanario ‘Marcha’, caracterizado por su carácter político y cultural. A partir de entonces, se involucró en la política nacional.

   Se adhirió a un grupo favorable a la Revolución Cubana, mientras salía a las calles contra un tratado militar firmado entre Estados Unidos y Uruguay. Además, en 1971 fundó el ‘Movimiento de Independientes del 26 de marzo’, partido político de orientación marxista.

   Debido a sus ideas, comenzó a ser perseguido, por lo que tuvo que exiliarse después del Golpe de Estado de 1973 en Uruguay. Tras un breve paso por Perú y Cuba, se estableció en España. No volvería a pisar su país natal hasta diez años después.

   Sin perder su compromiso político, años después, Benedetti se integró en la Comisión Nacional pro Referéndum, con el objetivo de derogar la ley por la cual no se podían juzgar los crímenes de la dictadura uruguaya.

   Pasó sus últimos días viajando por todo el mundo, expandiendo la literatura Iberoamericana y recogiendo múltiples reconocimientos. El poeta falleció el 17 de mayo de 2009 en su casa de Montevideo, a la edad de 88 años. “Después de todo, la muerte es solo un síntoma de que hubo vida”, rezan sus versos.

CRONISTA DE SU TIEMPO

   Mario Benedetti descubrió su vocación en 1940. Ese año realizó un viaje a Buenos Aires y descubrió los versos de Baldomero Fernández Moreno, un poeta argentino. El exilio y la muerte de su mujer, Luz, en 2006, marcarían sus versos.

‘La víspera indeleble’ fue su primer libro de poemas, publicado en 1945. La edición y la impresión corrieron de su propio bolsillo, por lo que solo se publicaron 500 ejemplares. Renegó de él toda la vida, por lo que ninguno de esos versos están recogidos en sus antologías. ‘Biografía para encontrarme’ (2010) constituye su obra póstuma de poesía.

‘La Tregua’ (1960), su segunda novela, le consagra como escritor. Redactada como entradas de un diario, narra la vida de Martín Santomé, un viudo cerca de la jubilación que encuentra de nuevo el amor. ‘Gracias por el fuego’ (1965) y ‘Andamios’ (1996) son otras de sus obras más reconocidas.

   Considerado un cronista de su tiempo, sus escritos están cargados de un fuerte compromiso político, con el fin de explicar la situación a sus ‘prójimos próximos’. Ternura y nostalgia, rebeldía e inquietud, la pluma del uruguayo va evolucionando a lo largo de su vida, siempre con el objetivo de crear imágenes que envuelvan y rapten la atención del lector.


Loading...