Inicio Actualidad Marlaska expedienta a dos funcionarios de prisiones por secundar la huelga general

Marlaska expedienta a dos funcionarios de prisiones por secundar la huelga general

El Ministerio del Interior ha dictado una resolución por la que declara “ilegales” las jornadas de huelga convocadas por los funcionarios de prisiones los próximos días 10, 11, 12 y 13 de noviembre. Los trabajadores de los centros penitenciarios exigen al Gobierno la equiparación salarial entre todas las cárceles de España y, en especial, con los trabajadores de los establecimientos catalanes.

El conflicto laboral que se extiende desde hace más de un año, agudizado en los últimos meses, ha provocado que el titular de la cartera, Fernando Grande-Marlaska, haya decidido “boicotear” las protestas de los funcionarios, tal y como ellos mismos denuncian, recurriendo a la apertura de varios expedientes disciplinarios.

Los sindicatos ya han recurrido la resolución de Interior y convocado cuatro nuevas jornadas de huelga los días 17, 18, 19 y 20 de noviembre. El recurso incluye la solicitud de una medida ‘cautelarísima’ para que pueda llevarse a efecto la huelga, según lo previsto, mientras los tribunales no se pronuncien de manera definitiva sobre el fondo de la cuestión.

Para las organizaciones convocantes, esta decisión responde a un “intento a la desesperada” por parte del ministro Grande-Marlaska “de paralizar la iniciativa” y “forzar la judicialización del conflicto ante la respuesta masiva que se está produciendo por parte de los trabajadores en toda España”, apuntan.

Hecho que, aseguran, “nos anima aún más si cabe a llevar la protesta hasta sus últimas consecuencias” y anuncian que, por este motivo, la Plataforma convocante mantendrá “todas las concentraciones previstas” durante la semana en las diferentes localidades.

Además, este miércoles se ha celebrado una concentración frente a la prisión de Zuera, en Zaragoza, como protesta y en apoyo a los dos trabajadores sancionados hasta la fecha.

Escrito del Ministerio del Interior avisando de que la huelga es ilegal

Una huelga incómoda

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se enfrenta a la primera huelga general de funcionarios de prisiones de los últimos 20 años. Los profesionales de Instituciones Penitenciarias convocaron paros masivos durante el pasado mes de octubre y en noviembre, denunciando el trato “errático” recibido desde el Gobierno socialista en las negociaciones planteadas, y actualmente rotas, por la equiparación salarial.

Los empleados públicos exigen al ministro del Interior que el Gobierno cumpla con el compromiso de devolución de 122 millones de euros a la Mesa de Retribuciones de Instituciones Penitenciarias, para atender la actualización salarial que el propio Marlaska anunció públicamente el pasado 24 de septiembre. Además le recuerdan su anuncio, en sede parlamentaria, de ampliación progresiva de las plantillas de trabajadores en las cárceles españolas, congelada en los últimos años.

Los funcionarios insisten en el ‘conflicto laboral’ planteado -en unidad de acción sindical- para instar a que desde el Ministerio de Interior se reactiven las negociaciones para mejorar sus condiciones económicas y laborales.