Inicio Actualidad Más del 70% pide cambiar la ley para evitar el bloqueo político

Más del 70% pide cambiar la ley para evitar el bloqueo político

La votación de es Pedro Sánchez tiene por delante un difícil reto desde hoy hasta el 10 de noviembre: convencer a un 43,9% de los españoles de que no ha sido el responsable de que España vaya a estar sin gobierno cinco meses más. Ese es precisamente el tanto por ciento de los encuestados que culpa al presidente en funciones de haber sido el causante de la falta de acuerdo entre los dos principales partidos de la izquierda –PSOE y Unidas Podemos– según una encuesta realizada por NC Report para LA RAZÓN sobre el estado de opinión pública existente después de que se conociera la noticia de que el país volverá a acudir a las urnas en noviembre. El dato es especialmente abultado cuando se constata que el porcentaje de encuestado que culpa a Pablo Iglesias es casi la mitad: un 24%. Y su significación adquiere aun más relieve al tener en cuenta que incluso un tanto por ciento nada despreciable de los votantes del PSOE ven a Sánchez responsable. Comparativamente sólo un 7,9% de los votantes de Unidas Podemos culpa a Iglesias frente a un 73,3% que señala al actual presidente en funciones. A la luz de estos datos es, pues, evidente que la fuerza del mensaje de Podemos y el poder de sus argumentos ha llegado con más nitidez al conjunto de los electores que el que desde Moncloa (y a veces con el apoyo de los medios estatales) ha transmitido el socialismo.

Ver a pantalla completa

La encuesta de NC Report muestra un apoyo rotundo de amplios sectores de la sociedad española a cualquier iniciativa que reforme nuestra legislación para acotar los plazos a los políticos de manera que cuando no logren ponerse de acuerdo la paralización del país se prolongue lo menos posible en el tiempo. Un 71,3% quiere se cambien las leyes para evitar que las legislaturas fallidas se eternicen como sucedió en 2016 y como está sucediendo en estos momentos. Sólo un 15,9% de los encuestados se muestra satisfecho con el sistema actual. No deja de ser significativo que sean precisamente los votantes del Partido Socialista los que más contentos se muestran con la regulación actual de la formación de gobierno (un 25,9% frente a la media del 15,9%).

Amplios sectores de la sociedad aprueban asimismo el papel que ha desempeñado el Jefe de Estado en el proceso que se ha vivido desde el 28 de abril. Un 41,3% califica su desempeño como «bueno o muy bueno» frente un 19% que opina negativamente. Un 24,9% lo califica de «regular». Son los votantes del PP los que puntúan mejor al Monarca y, previsiblemente, son los simpatizantes de Unidas Podemos los más descontentos con el papel de Don Felipe.

Poco puede sorprender que el 60,8% de los participantes en el estudio de NC Report crea «malo o muy malo» que se haya producido una repetición electoral. Sólo un 14,6% cree que ha sido «bueno o muy bueno» que no haya habido acuerdo entre los partidos políticos. Una vez más en el desglose por partidos de las respuestas que dieron los encuestados se pueden encontrar datos significativos. Curiosamente son los votantes de Vox los que más satisfechos se muestran con la repetición de elecciones: un 28,2% frente al 10,4% de los del PSOE, el 15,7% de los del PP, el 9% de los de Cs y el 14,9 de Unidas Podemos.

El apoyo es también transversal a la idea de que los candidatos a la presidencia den un paso atrás en favor de caras nuevas ante la incapacidad de acuerdo. Un 63,1% están a favor de esto frente a un 18,6% que creen que los cabeza de cartel deberían permanecer en sus puestos. Los votantes más partidarios del cambio de candidatos son los de Podemos (84,2%). Asimismo el porcentaje de encuestados que piensa que la causa del bloqueo institucional es la nueva política es bastante alto: un 63,2% culpa a la irrupción de Cs, Podemos y Vox en el Congreso.

Por último se preguntó a los participantes en el estudio sobre si es necesario cambiar la ley para asegurar que sea la lista más votada la que gobierne tras las elecciones para evitar que se den las «coaliciones de perdedores» como la que gobierna actualmente en Cataluña. El 44,6% se mostró partidario de este cambio legislativo frente al 38,2% que opina que el sistema está bien como está. Los votantes del Partido Socialista son los más favorables (69,2%) a esta medida ahora que el PSOE es quien lidera las encuestas pero a buen seguro no pensaban lo mismo en la era Rajoy.