Inicio Actualidad Matteo Salvini y Elisa Isoardi rompen

Matteo Salvini y Elisa Isoardi rompen

El polémico ministro de interior italiano, Matteo Salvini, de 45 años, y la presentadora y modelo y presentadora Elisa Isoardi, de 35 años años, han roto su relación después de tres años como pareja. Los medios Italianos llevan semanas hablando de crisis de pareja, pero la confirmación ha llegado este lunes, cuando Isoardi ha subido una foto con Salvini en la cama a su perfil de Instagram en la que le agradece el “amor verdadero” que ha habido entre ellos, y cita al joven cantautor y poeta italiano Gio Evan: “No es lo que nos hemos dado lo que me falta sino lo que deberíamos aún darnos”. La fotografía muestra una escena íntima con un Mateo Salvini “Con un inmenso respeto por el amor verdadero que ha existido. Gracias Matteo”, concluye ella bajo la imagen.

El distanciamiento de la pareja era un hecho que se venía comentando desde hace tiempo, especialmente después de las elecciones que propiciaron la polémica entrada de Salvini en el Gobierno. No obstante la pareja tampoco ha dejado clara la situación real que ha existido entre ambos últimamente. El pasado 5 de septiembre la revista ‘Oggi’ publicó una entrevista con Isoardi, en la que ella hablaba de boda y declaraba: “Hemos alcanzado un equilibrio que nos da seguridad y serenidad”. La misma revista pidió unas declaraciones a la italiana la semana pasada y ella solo se limitó a contestar con un enigmático: “La lejanía, sabes, es como el viento…”.

En los últimos meses la situación de la pareja se ha hecho cada vez más mediática, y las muestras de amor de Salvini en público han sido también algo frecuente. “La amo, no soy capaz de vivir sin ella. Es la mujer de mi vida”, declaró él a los medios recientemente. Isoardi ha hablado con asiduidad del nuevo papel político de su ahora ex pareja, y de cómo llevaban esa nueva situación en la relación. “Matteo es una persona extremadamente inteligente y sensible. Está solo al inicio de su trabajo y está dando prioridad a las emergencias”. Y también definía a su ex pareja como “un oso, un hombre que no desperdicia cumplidos fácilmente” y una persona “concreta, veraz y esquiva”.