Máxima prioridad del Gobierno Sánchez: retocar de manera urgente la reforma laboral de Rajoy

7

El nuevo Gobierno central, el presidido por Pedro Sánchez, se ha marcado como primera prioridad absoluta la modificación de la reforma laboral de 2012, la elaborada por el primer gobierno de Mariano Rajoy y que supuso a amplios recortes de derechos para los trabajadores y más libertades para los empresarios en materia de despidos.

El Ejecutivo, que celebra este viernes su primer Consejo de Ministros, va a tratar este tema como uno de los puntos clave y más urgentes de su agenda. Así lo ha confirmado la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, quien en varias entrevistas en medios de comunicación ha asegurado que trabajará “inmediatamente” para modificar la reforma laboral de 2012. Para ello, buscará una reunión con sindicatos y patronal.

Pese a que esta ley estaba entre las más destacadas en la lista de aquellas que peligraban con el nuevo gobierno, todos pensaban que la primera en retocar o incluso en derogarse sería la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como ‘Ley mordaza’, y que tanta polémica social ha generado en estos últimos tiempos. Sin embargo, el Gobierno ha preferido hablar de “retocar” o “modificar” antes de referirse a una “derogación” total de esta ley laboral de 2012, que a su vez sirvió para modificar la realizada en 2010 por el segundo gobierno de Zapatero con Valeriano Gómez como ministro del ramo.

Así lo confirmó Valerio en una entrevista en la ‘Cadena SER’, donde afirmó que la reforma laboral generó en el mercado de trabajo “precariedad y devaluación salarial”, con lo que considera prioritario que el Gobierno vaya a modificar “los aspectos fundamentales” por ser “más negativos” para los españoles. “Los aspectos fundamentales que consideramos más negativos y que afectan más negativamente al mercado de trabajo, nos tenemos que sentar y plantear una reforma inmediatamente”, declaró en la ‘SER’.

Y también se refirió a los principales problemas que le preocupan: “Tenemos un problema de desempleo entre los jóvenes muy importante, pero también los parados de larga duración me preocupan, los mayores de 50, incluso de 45, que se ven excluidos. Hay que hacer muchísima tarea en este sentido”.

Aunque no habló de cifras en lo referente a salarios, estos días se ha filtrado que el Gobierno podría estar pensando en exigir una subida del 10% de los salarios en 3 años.