Mel B, condenada a pagar 40.000 euros mensuales a su exmarido

La ex Spice Girls Mel B ha sido condenada a pagar 40.000 dólares (casi 35.000 euros) mensuales a su exmarido, Stephen Belafonte, después de que un juez de Los Ángeles (EE UU) haya concedido al productor la solicitud de ayuda de emergencia en la que alega que necesita soporte económico para pagar comida, vivienda y su factura telefónica. Además, según añade la revista US Weekly, la cantante británica tendrá que afrontar el pago de los 140.000 dólares correspondientes a los honorarios de los abogados que están llevando el largo proceso de divorcio de la pareja.

La jueza del programa America’s Got Talent solicitó en diciembre de 2016 el divorcio del productor de 42 años después de más de una década de matrimonio. La cantante, de 42 años, afirmó que su exmarido le engañó con su niñera y supuestamente abusó de ella. El pasado mes de abril, la artista británica obtuvo una orden de alejamiento de Belafonte, a quien acusa de haberla golpeado, obligado a mantener tríos con otras mujeres y amenazado con hacer públicos vídeos sexuales para perjudicar su carrera a lo largo de la década que duró su matrimonio.

“Tengo miedo de mi seguridad y tengo miedo de sufrir daños irreparables como resultado de sus amenazas”, escribió en sus documentos judiciales obtenidos por US Weekly. “Temo que lleve a cabo sus amenazas contra mí, dañando colateralmente a los niños”, añadía la británica.

Mel B, condenada a pagar 40.000 euros mensuales a su exmarido

Mel B y Stephen Belafonte son padres de una niña de 5 años, Madison. Además, la cantante tiene una hija de 18 años, Phoeniz Chi, nacida de su primer matrimonio con Jimmy Gulzar, y otra niña de 10 años, Angel, fruto de una relación con el actor Eddie Murphy, contra quien tuvo que luchar en los tribunales para que reconociera su paternidad. El productor también tiene otra hija de una relación anterior.

La decisión del juez llega en un momento económico muy delicado para Mel, cuyos ostentosos caprichos, que van desde comprar una isla privada en Virginia hasta gastarse más de un millón de euros en una colección de coches de lujo, han dejado a la ex Spice Girl carente de liquidez. Según The Mirror, la cantante se ha visto obligada a pedir dinero a sus amigos más cercanos para poder pagar su casa de 13 millones de dólares. “Ella simplemente no puede permitirse perder más dinero. Así que ha recurrido a los amigos en un momento de necesidad y están haciendo todo lo posible por ayudarla”, dijo una fuente al tabloide británico.

Loading...